Facultad de Comunicación Social - Periodismo

Diccionario de la pandemia: Trabajo

La pandemia trajo consigo una de las crisis económicas más importantes de la historia reciente mundial; y lo que falta, mientras miles de personas siguen buscando cómo sobrevivir.

Diccionario realizado para la clase de Lenguaje Escrito II (2020-1, segundo semestre), con el profesor Juan Sebastián Jiménez. 

Hoy, el trabajo es virtualidad, rebusque, la invasión de espacios que antes hacían parte solo de nuestra privacidad, y el aprendizaje de cómo balancear diferentes aspectos de la vida.

Sobre eso se trata la cuarta entrega del diccionario de la pandemia, cuyas reflexiones están dedicadas al nuevo concepto de trabajo.

Si se perdió alguna de las entregas anteriores: vea aquí la definición del amor; aquí, la de familia; y aquí, la de educación. Espere cada semana una nueva entrada de este diccionario.

Guía para triunfar en el teletrabajo

Por: María Fernanda Silva Rangel

Definición: trabajo es el proceso por el cual una persona obtiene una recompensa ya sea monetaria o intangible (como el sentir satisfacción hacia lo que se logró).

Desde que tengo memoria mi madre ha estado en la virtualidad.

Mi mamá se ha visto sumida en este mundo del teletrabajo desde hace casi 15 años, por lo que no es sorpresa para mí ver cómo funcionan esta clase de cosas, pero sé que no todos son como ella y es por esto que decidí pedirle unos tips para todos aquellos que se ven frustrados en la ardua tarea de sobrellevar de la mejor manera esta crisis laboral:

  1. Si tiene hijos pequeños o un marido descuidado es mejor que se encierre en el baño para que nadie lo interrumpa; no olvide cerrar con llave porque ni en el baño puede que sus chiquillos lo dejen en paz (aunque no son solo los pequeños porque hasta los más grandes también pueden hacerlo).
  2. Siempre hay que bañarse (porque sé que muchos no lo hacen) y arreglarse; no solo para sentirse más activos y no perder la costumbre sino porque primero muerta que sencilla (y cuando digo arreglarse, no me refiero a ponerse una camiseta y un pantalón de pijama).
  3. Planear las actividades del día siguiente para tener un horario de trabajo. No podemos olvidar tener pausas activas al menos cada dos horas, de 10-15 minutos-, aunque yo preferiría unas pausas activas de al menos una hora de duración, pero cada quien lo organiza como le funcione mejor-, porque estar postrados en una silla nunca es bueno: ¿no queremos perder las pocas nalgas que tenemos o sí?
  4. No sea un cavernícola. Comience a organizar sus reuniones por las distintas aplicaciones de videollamadas. Eso de mandar correos pidiendo que se conecten a una conferencia es lo más harto que existe, mejor envíe directamente la invitación por la aplicación y que se suba al calendario virtual de los demás.
  5. Siempre verifique el estado de su vídeo y su micrófono constantemente, no queremos que esté quejándose de su jefe y lo escuchen.
  6. Aunque el baño parece una idea tentadora, lo mejor es encontrar un espacio cómodo para facilitar el trabajo. Evitemos estar en la cama o incluso en la habitación y así prevenir bochornosos momentos de exhibicionismo de la persona que viva con usted cuando sale de bañarse.
  7. Tomar café. Este es el tip más importante de todos. Los jefes ahora creen que porque estamos en la casa entonces nos pueden llenar de trabajo y es por eso por lo que debemos mantenernos despiertos todo el tiempo (y si no le gusta el café pues duérmase mientras se toma un jugo).
  8. Asegúrese de no engordar. Que la nevera no le quede cerca.
  9. Manténgase en contacto con sus compañeros, ya sea porque son sus amigos o porque tienen proyectos juntos. El trabajo en equipo es importante, no sea un ermitaño.
  10. Hacer ejercicio. Mantenerse activo es fundamental en situaciones como estas, no solo porque el cuerpo necesita mantenerse en movimiento sino porque también funciona como una manera de reducir el estrés laboral.
  11. Aprenda a usar las plataformas, no quede como un tonto (sobre todo si usted es el jefe). Si va a incursionar en una nueva plataforma lo mejor que puede hacer es revisarla antes de comenzar a utilizarla. Chequéela con anterioridad (incluso puede ver tutoriales en Youtube sobre cómo funciona) y demuestre que incluso en la virtualidad usted es un trabajador eficiente.

Aunque estos consejos no nos pueden salvar la vida, sí pueden rescatarnos de situaciones incómodas y futuros fracasos empresariales así que léalos con atención y adáptelos para que pueda triunfar en el teletrabajo.

 

Top cinco de trabajos emergentes

Por: Paula Andrea Galvis Guzmán

Definición: trabajo es el privilegio de las clases media alta y alta para poder adquirir dinero en este mundo capitalista.

#1 Creador de libros virtuales

Este tipo de trabajo no es muy popular y por lo tanto hay muchas oportunidades. Gracias a esto, las personas, aunque tengan poca experiencia escribiendo y tengan buenas bases, pueden llegar a hacer libros de cualquier cosa en la que se especialicen o tengan mucha experiencia para poder transmitirlo a los demás, por ejemplo, están los libros de cocina, de empoderamiento, de ejercicio en casa y de cursos para aprender a crear negocios, entre muchos otros. Lo importante en este trabajo es buscar cosas en las que cada uno sea bueno y querer darlo a conocer mediante plataformas como Amazon o Google. Sin embargo, si se desea escribir un libro que esté relacionado con ciencia ficción se debe tener más experiencia escribiendo para poder relatar la historia.

#2 Vendedor de libros raros

Tras la búsqueda de diferentes tipos de literatura, que no son muy comunes, está la opción de trabajar vendiendo este tipo de libros, que, en muchos casos, pueden llegar a ser altamente costosos. Asimismo, este tipo de trabajo no es muy codiciado por la cantidad de personas que llegar a comprar estos libros, pero al mismo tiempo, es una oportunidad para vender libros al mejor postor, ya que al haber pocas personas que desean adquirirlos, la competencia entre ellos aumenta para poder completar su colección, ya que su costo puede variar dependiendo de la antigüedad del libro, de la cantidad de copias que existen, el renombre que el autor tenga y el estado en el que se encuentre.

#3 Renta de autos

Con el fin de adquirir activos de una manera en que no se necesite tanto un esfuerzo de por medio, se puede ver la opción de la renta de autos, la cual, permite adquirir ganancias mediante algo que no se utilice mucho, que para algunos puede ser el carro. Este alquiler se puede dar con el fin de que extranjeros o personas que no tengan auto y lo requieran puedan utilizarlo, e inclusive, se pueda crear una aplicación para dar a conocer este negocio y muchas más personas lo puedan adquirir con el fin de generar más ganancias sin tanto esfuerzo. Además de que es una opción muy rentable para aquellas personas que buscan ayudar al medio ambiente al no general tanta contaminación como lo harían al comprar un auto nuevo.

#4 Cursos en línea

Estos cursos, al igual que con los libros virtuales, se pueden crear con base en la experiencia y los conocimientos previos que cada persona tenga para que a lo mejor resuelva algún problema o una necesidad que varias personas tengan, pero esta vez se pueden implementar herramientas como vídeos y podcasts, además de los libros, para poder enseñar cosas que a lo mejor muchos otros no saben y quieren capacitarse en estos ámbitos. Estos cursos son previamente pagados y los que más se encuentran son sobre cocina, edición de vídeos y fotografías y empoderamiento personal. También, algo positivo de esto es que cada persona tiene la posibilidad de promediar los costos de sus cursos, lo que permitirá una mejor financiación y objetividad con respecto a sus clases.

#5 Canal de YouTube

No hay que dejar la oportunidad de lado. Este es un campo que se ha venido desarrollando durante estos últimos años. La cantidad de personas que hacen contenido para esa plataforma virtual aumenta constantemente y al mismo tiempo es difícil conseguir muchos suscriptores si no se tiene la calidad de edición, temas innovadores y constancia para crear más contenido. Lastimosamente, para los que creían que las ganancias en YouTube eran muy altas, en realidad no lo son, ya que la monetización depende de las visualizaciones que tenga el vídeo y no es mucho, pero, lo que sí se puede hacer para ganar dinero con esto, es dar publicidad a marcas dentro de los vídeos.

 

Nada los detiene

Por: Nicolás David Tovar Sánchez

Definición: trabajo es el conjunto de actividades que realizan de forma periódica, las cuales generan ganancias monetarias y, benefician tanto al trabajador como al consumidor.

Desde que se decretó la cuarentena en todo el país, sin duda alguna, de los sectores más afectados fue el económico y esto puso en evidencia que gran parte de la economía colombiana es movida por las ventas del día a día; son muchos los trabajadores independientes que tuvieron que cerrar las puertas de sus establecimientos. Tras dos meses de no generar ningún ingreso, y sin que el número de contagios de Coronavirus en Colombia alcanzara su punto más alto, se dieron las primeras opciones para que algunas personas volvieran a laborar, eso sí, con estrictas medidas de bioseguridad.

Para poder sobrevivir hay que hacer adaptaciones, y si efectivamente el gobierno no quería tener más pérdidas en el PIB, tenía que ver la forma de reactivar la economía. Sin embargo, otro de los grandes temores de los colombianos es el hecho de perder su trabajo, ya que no se puede exceder el límite de personas por establecimiento y muchas empresas se vieron en la obligación de reducir la nómina de trabajadores por cuestión económica y sanitaria. Según un estudio realizado por la Universidad del Rosario y El Tiempo, el 32 por ciento de los trabajadores colombianos consideran que pueden perder su trabajo, además de que entre más bajo es el porcentaje de edad se incrementa aún más el temor.

Teniendo en cuenta que la tasa de desempleo en el país para el mes de marzo fue del 12,6 por ciento, la cual presenta un aumento de 1,8 puntos con respecto a marzo del año pasado, en los primeros días de cuarentena se hicieron algunos cálculos que confirmaban una posible cifra de desempleo: “el desempleo en Colombia podría llegar a estar entre el 20 por ciento y el 25 por ciento” (Semana, 2020). Además de esto, en el tercer mes de este año se registró la tasa de desempleo más alta en los últimos diez años, según el Dane.

Gracias a esta estadística, el gobierno tomó la decisión de prohibir los despidos masivos, el cobro de arriendos a viviendas y establecimientos comerciales, y el congelamiento de las deudas que poseen los colombianos. Sin embargo, mientras algunos tenían cierta dificultad para laborar, otros sectores estuvieron activos durante la cuarentena, como la agricultura, fábricas de alimentos, salud, supermercados y periodismo.

Por otro lado, la producción local se puede ver beneficiada, ya que los productos nacionales se ajustan a buen precio, presenta una fácil accesibilidad y este tipo de productos pueden mantener estable la producción nacional.

Mi mamá fue una de las afectadas, al ser una trabajadora independiente, dueña de un salón de belleza; durante la cuarentena, en ocasiones, realizaba algunos domicilios con extrema cautela y con las medidas pertinentes para la óptima atención de sus clientes. Algunos de los salones de belleza que estaban ubicados en la zona tuvieron que cerrar debido a que no lograron mantenerse a flote, a pesar de que congelaron el pago de servicios y de arriendos tuvieron que vender parte de los implementos de trabajo para poder subsistir.

Para la reapertura de los establecimientos de belleza, los propietarios tuvieron que diseñar un protocolo que cumpliera con todas las medidas sanitarias y de bioseguridad, manejando una agenda, llenando una base de datos de las personas que se atienden diariamente, ya que si esta persona contagia a otras, las líneas de contacto e identificación son rápidas, tomando la temperatura al ingresar al establecimiento y cumpliendo con la desinfección de los elementos que tienen contacto con los clientes.

Afortunadamente mi mamá pudo volver a laborar, pero en ocasiones llega más cansada que antes, ya que el trabajo se ha vuelto extenuante por las medidas, parte de su nómina de trabajadoras eran venezolanas, y al igual que otros de sus compatriotas, tuvieron que devolverse para su país de forma muy precaria, pero independientemente de eso, con las tres chicas con las que trabaja, hacen un esfuerzo grande para salir adelante. Recuerdo la frase que en algún momento me dijo mi mamá, que de hecho es la frase con la que abrí el segundo párrafo: “Hay que adaptarse para sobrevivir”, haciendo una analogía con la teoría de adaptación de las especies de Darwin.

Se vienen días duros para la reactivación de la economía, los primeros sectores en reactivarse fueron construcción e infraestructura, haciéndose partícipes de la reactivación inteligente planeada por el gobierno, estos dos sectores fueron los primeros en reactivarse debido a que son los que generan más empleos en el país con casi 550.000 trabajadores retornando a sus labores.

La aparición del virus y la cuarentena ha marcado un hito histórico en lo que ha sido la vida humana, ha sacado de cierto modo lo mejor y lo peor de los seres humanos y países, nos ha hecho saber que la naturaleza nos hace fuertes llamados para el cambio de nuestros malos hábitos, que generan en gran escala contaminación y, ¿será que estos cambios a los que nos ha hecho adaptarnos el Coronavirus duran?

 

El teletrabajo y las ARL

Por: Laura Esperanza Rodríguez Mendoza

Definición: trabajo es cualquier actividad diaria de una persona que es remunerada por horas o por un sueldo mínimo para establecer un status económico y ganar bienes y un espacio en la sociedad.

La pandemia del Coronavirus nos confinó a todos en nuestras casas, la rutina habitual que llevábamos cambió completamente. Nos vimos obligados a dejar de ir a estudiar y por supuesto dejar de ir a trabajar, una actividad esencial que no importaba si fuera en una oficina o en las calles, nos daba el sustento diario. El dinero empezó a verse disminuido y, claro, nos tocó adaptar los hogares para poder seguir trabajando y seguir consiguiendo una remuneración para pagar deudas, comprar lo necesario y, por supuesto, seguir viviendo la vida, pues, aunque todos estamos en una cuarentena desde hace ya varios meses, la vida y la economía continuaron su rumbo. Para nadie ha sido fácil la adaptación, algunos han instalado su “oficina” en un rincón de la casa, otros no tienen y trabajan desde la cama o la sala o algunos no pudieron continuar ejerciendo sus profesiones y buscaron un rebusque para continuar.

Sin embargo, la mayoría de empleados con los que convivimos, que pueden ser nuestros padres, hermanos o hasta nosotros mismos, son el reflejo de que la actividad y horario de trabajo aumentó. Sí, ahora estamos en nuestras casas con la familia y no tenemos que transportarnos o hacer alguna otra cosa, pero para las empresas esto quiere decir que estamos dispuestos 24 horas al día 7 días a la semana para responder y estar pendientes de lo que nos correspondería hacer en la oficina o lugar de empleo, pero, en ocasiones se vuelve aún más pesado y sin un horario específico, pero con el mismo y hasta un poco más disminuido el sueldo. En concreto, podemos hablar de los horarios, que generalmente inician a las 8 de la mañana y supuestamente terminan a las 5 de la tarde, pero con la cuarentena algunos de nuestros familiares, por no decir la mayoría, están conectados a sus trabajos hasta las 9 o 10 de la noche, porque siguen llegando correos, siguen llegando tareas por hacer y si como empleados no terminaron o no han enviado algún documento, no pueden decir “lo envío mañana”, porque para las empresas, ellos tienen la disponibilidad y comodidad plena en sus casas para hacerlo. No nos digamos mentiras, esto a las empresas les conviene. Adicionalmente, podemos hablar en específico de las condiciones de trabajo y del aumento de gastos que tiene el trabajo en casa, pues las condiciones para algunos trabajadores son óptimas, si tienen el espacio, los equipos, la disponibilidad, y por supuesto una banda ancha de internet suficientemente fuerte para estar conectado todo el día. Infortunadamente, algunos no tienen estas condiciones y han perdido su empleo por no poder conectarse, por no enviar los trabajos o reportes diarios, o porque tienen que compartir equipos y espacio con varias personas del hogar. De igual manera, los gastos aumentan porque todo lo que la empresa nos “brindaba” como, sus instalaciones, luz, etc., ahora lo estamos gastando en nuestra casa, es decir, eso que pagaban ellos, ahora lo pagamos nosotros en las casas y de nuestro sueldo, que como dijimos al inicio, es el mismo o en algunos casos, por la crisis económica del país, disminuyó.

No obstante, este confinamiento obligatorio nos ha hecho tomar consciencia de que algunos trabajos pueden realizarse desde casa.

Algunas profesiones pueden llevarse a cabo desde los hogares, y no es netamente necesario desplazarnos u ocupar otro espacio para poder ejercerlos. Nos dimos cuenta de que la casa puede ser oficina y viceversa y que solo ocupábamos otro espacio para separar una actividad de la otra, pero realmente podríamos hacer algunos trabajos en casa como lo haríamos en el trabajo, ya que algunas actividades como, enviar un informe, comunicarse con el jefe o clientes por correo electrónico, tener algunos papeles o archivos, recibir o enviar alguna propuesta, y muchas actividades, solo necesitan una cosa para funcionar: internet. De lo contrario, pueden hacerse desde cualquier lugar.

En suma, el trabajo se trasladó a nuestros hogares y sabemos que esto va a ser para largo. Estos trabajos que sabemos que se pueden hacer desde la casa, por seguridad de todos, no tendrán la necesidad de desplazarse y volver a la normalidad, pues a las empresas les valdría mucho más poder adaptar todas sus instalaciones con las medidas de bioseguridad para retomar actividades en sus sedes. Sabemos que, como hemos visto evolucionar al Covid-19 en nuestro país, no estaremos en normalidad en pocos meses sino que tendremos que seguir así hasta que el país intente tener un control real de la situación, pero una de las entidades que tendrían un verdadero problema respecto a seguir con el teletrabajo son las ARL (Administradora de Riesgos Laborales), pues no solamente serían para el trabajo sino también para todo lo que suceda en el hogar, ya que ahora estamos en ambos al mismo tiempo, es decir, por ejemplo, si algún trabajador tiene un accidente con la estufa o en las escaleras del hogar o hasta una cortadura de cuchillo, estaría siendo parte del horario laboral y por ende tendrían estas entidades que responder y atender al trabajador en los efectos causados por el daño o accidente. Se convertiría en un ámbito bastante complicado, pues así mismo, como lo dijimos anteriormente, muchas personas no tienen el espacio adecuado y algunos hasta trabajan desde sus camas, lo cual puede generar problemas de espalda, de postura y hasta obesidad, pues estar sentado o acostado desde las 8 hasta altas horas de la noche, hace que los trabajadores o empleados se conviertan en sedentarios y todo esto gracias a que están trabajando. Por supuesto, para las empresas sería complicado y hasta imposible controlar y saber cómo está cada uno de sus trabajadores en sus casas y si algo les sucede, la atención médica y rehabilitación de las personas que se accidentan no sería netamente por algo laboral sino también en algún otro ámbito del diario vivir.

En conclusión, el teletrabajo nos ha dejado muchos aspectos por revisar, como el abuso de las empresas hacia los trabajadores pensando que ellos están 24 horas dispuestos a estar en el “trabajo”, también las condiciones que tiene cada uno en su casa y que sabemos perfectamente que son diferentes, los gastos adicionales que tienen los empleados al estar ejerciendo su profesión desde casa y la más interesante de analizar, los posibles problemas que tendrían las ARL al tener que cubrir algunos accidentes que tengan los trabajadores en sus casas y que sean a causa de las malas condiciones al llevar a cabo el teletrabajo o que posiblemente no sean causados específicamente por el trabajo sino por otra actividad. ¿Cómo tomarían las administradoras de riesgos laborales esto? Y ¿cómo responderían ante una emergencia así? Sería una buena pregunta para hacerles y ver cuáles serían sus posibles soluciones.

 

Adictos al trabajo

Por: Karen Sofía Hernández Tiusaba

Definición: trabajo es la actividad humana para un ingreso monetario y así tener una vida digna.

 El trabajo se convirtió en algo necesario para los humanos, este genera un estatus y le da superioridad ante la familia, para ver quién gana más o ayuda económicamente a las personas de su alrededor; pero llega un punto extremo donde los individuos prefieren estar pendientes del trabajo 24/7.

La necesidad de estar todo el tiempo pendiente de alguna empresa, jefe o celular es una de las características de las personas que son workaholics, quienes normalmente niegan estar pendientes todo el tiempo del trabajo, pero nunca pasan tiempo con su familia, siempre salen temprano y llegan tarde a casa, no contestan las llamadas de familiares o conocidos, pero si lo hacen, demora dos minutos, ya que los necesitan todo el tiempo; casualmente están rodeadas de personas ineptas, que no sirven para hacer nada solos.

Esto afecta la salud física y mental del individuo, y además de esto, sus relaciones sociales, pues prefieren trabajar que ir a un cumpleaños o cualquier reunión familiar, lo que influye en su círculo familiar, ya que la mayoría del tiempo que no trabajan, están ocupados respondiendo mensajes de texto o llamadas para saber si el procedimiento que está realizando su empleado está bien hecho; lo anterior es trabajar sin obligación, dedicando el 80% de su tiempo para responder mensajes “importantes”, el otro 20% lo ocupan para dormir, comer o realizar un pequeña actividad diferente al trabajo.

Las personas se vuelven adictas al trabajo por varias razones, principalmente, es por el dinero y poder, piensan que entre más trabajo realicen, mayor ganancia monetaria van a recibir. Otra cosa importante es la falta de carácter al delegar tareas a sus trabajadores, a esto se añade la falta de organización del tiempo, como acumulación de trabajo o poca organización para estar con seres queridos.

Actualmente, todo el mundo paró por la Covid-19, una enfermedad que ataca el sistema respiratorio provocando una muerte rápida, de tal manera que muchas personas no pueden ir a sus trabajos de forma presencial, por lo tanto, están trabajando desde casa. El 75% de la población en Colombia se está volviendo adicta al trabajo, este fenómeno está avanzando por los horarios que cambiaron de manera drástica.

Para los trabajólicos no es un cambio tan drástico, estas personas ya están acostumbras a estar todo el tiempo en el celular o computador, lo único raro es que ahora todo su núcleo familiar escucha cómo regaña a sus compañeros por no hacer las cosas correctamente; otra cosa importante es el lugar que habitan en la casa o apartamento, están en la sala, comedor, habitación de estudio o cualquier rincón de la casa, no es igual de cómodo que en su empresa donde están acostumbrados a estar.

Otra cosa que está afectando a los adictos al trabajo son los familiares, muchos de ellos tienen hijos, sean pequeños o de mayor edad, alguno de ellos en clases virtuales o trabajando, igual que los adictos, mediante un computador.

Mi mamá es una workaholic, antes de la pandemia y después de la pandemia las cosas no cambiaron, algo que la caracteriza es la poca atención que pone a las cosas que no son del trabajo, como la familia, lo único que escucho es “en mi trabajo…”, “me puedes traer…”, “Ángela las cosas no se hacen así” o cosas similares, ella es contadora, maneja todas las cuentas de la empresa en donde trabaja y las personas con que trabaja son en pocas palabras unos ineptos, que solo saben preguntar y no actuar cuando la empresa necesita balances económicos o presentaciones para alguna empresa.

 

Entretenimiento en tiempos de cuarentena

 Por: Jorge Luis Sierra García

Definición: trabajo es el conjunto de actividades con el objetivo de producir bienes y servicios y satisfacer nuestras necesidades.

La cuarentena ha cambiado muchas cosas en nuestras vidas, una de ellas es la forma en la que pasamos nuestro tiempo libre, antes pasábamos nuestro tiempo libre saliendo con nuestros amigos, saliendo a caminar o a visitar algún sitio en específico, como cafeterías, bares, discotecas, cines, teatros, etc. Ahora con todos estos lugares cerrados debido al confinamiento obligatorio, debemos encontrar espacios distintos para entretenernos; en el mundo de la televisión y el espectáculo, se han cancelado y pospuesto varios espectáculos, como concursos de belleza, programas en vivo, inauguraciones de juegos deportivos famosos, como los juegos olímpicos, y en general todo lo que reúna a un conglomerado de personas.

Esto ha afectado a miles y miles de empleos en todo el mundo, siento que aunque en este momento el entretenimiento es una de las cosas más importantes, ya que sin él solo nos llegarían noticias y trabajos colapsándonos emocionalmente, el entretenimiento cumple la importante tarea de desinhibirnos, de relajarnos, de quitarnos un poco el estrés, en estos tiempos tan difíciles para todos, el estar distraído unas cuantas horas al día es muy importante; sin embargo, el entretenimiento como antes lo conocíamos, el de asistir a lugares y que las personas te atiendan, por el momento se ha puesto en pausa y ha abierto todo un mundo de posibilidades de entretenimiento sin salir de casa.

Esto causará que en un futuro el entretenimiento no solo sea dominado por la asistencia a lugares físicos sino también virtuales; a raíz de toda esta situación, nos hemos dado cuenta de que para llevar nuestras vidas no necesitamos salir de nuestra casa para nada, trabajamos, estudiamos, pedimos comida, y nos entretenemos, todo desde la comodidad de nuestros hogares, y creo que esto puede que sea una tendencia en el futuro, que no salgamos para cosas que no sean necesarias.

En los tiempos de cuarentena, a pesar de todo, hemos tenido mucho tiempo libre, el mundo del entretenimiento se ha reinventado. Netflix, Amazon Video, HBO Prime, Disney +, son algunas de las plataformas de streaming que se han visto beneficiadas en estos tiempos, sus ventas se han disparado por los cielos, cada vez más gente, por el aburrimiento, recurre a estas para satisfacerse viendo películas y series, estas no han sido suficientes para abastecer toda la energía que hemos acumulado a lo largo de estas semanas de cuarentena.

Hablando del trabajo en el mundo del entretenimiento, muchos programas de chismes en televisión han trasladado sus estudios de grabación a sus hogares, los programas radiales han tenido este mismo cambio de escenario, en este momento, los desarrolladores de programas han sido vitales para esto, ya que muchos eventos se van a poder lograr llevar a cabo gracias a las nuevas tecnologías, como lo conocimos hace pocos días con el anuncio de Colombia Moda que se llevará a cabo a través de desfiles virtuales, ropa modelada por programas 3D; la adaptación a estos nuevos cambios es un pilar súper importante para mantener el mundo del entretenimiento en Colombia y en el Mundo, esto hará que se conserven cientos de empleos y que surjan muchísimos más que, por lo general, no están muy aliados a esta industria.

Esta adaptación y re invención del entretenimiento digital nos ha dejado varios eventos a los cuales podemos asistir desde la comodidad de nuestra casa como los son: conciertos virtuales, como el Maratón Musical del Pacífico (29 de marzo), que reunió varios músicos que tuvieron que suspender sus espectáculos por la cuarentena; Teatro Digital: acceso a las artes escénicas más allá de una sala, iniciativa del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo junto a Bancolombia para llevar la cultura y los mejores espectáculos teatrales a nuevos espacios digitales; incluso, se ha hablado de la posibilidad de que grandes ferias y fiestas de Colombia se realicen por medios virtuales; esto demuestra que la industria del entretenimiento es tan importante que se nos hace casi imposible imaginar una vida sin ella.

 

Trabajos ganadores

Por: Karen Dahiana Cardona Tique

Definición: trabajo es la actividad de elaborar algo que produzca un enriquecimiento económico para la persona.

Hoy en día se vive una crisis que afecta muchos factores, el más importante es la economía. No es un secreto que el trabajo, y la forma en que se realiza, está siendo afectado por la pandemia, pues muchas empresas y oficinas cerraron teniendo que reinventarse, de otra manera que no sea presencial, para trabajar y no despedir a sus empleados, de manera que ahora se utiliza el teletrabajo y cada uno puede trabajar desde su casa, pero otros no corrieron con tanta suerte ya que perdieron su empleo.

Sin embargo, no es malo para todos, y muchos con otros empleos, empresas y oficinas que trabajan de una manera online, la cual ahora es indispensable, corrieron con suerte de ser los más beneficiados gracias a la pandemia. Se investigó cuáles eran las empresas más ganadoras en estos tiempos de crisis para muchos y estos fueron los resultados.

Plataformas tales como:

-Zoom

-Webex

-Netflix

-eBay

Así mismo, otros beneficiados fueron como las webcams o Rappi, que han ganado más personal por las personas que han decidido trabajar en estas áreas debido a que en esta época de pandemia se necesita de mucha gente para estas empresas.

La plataforma Zoom ha sido un éxito hoy en día para las clases virtuales, así como para conferencias sobre trabajo, pues es simple de usar y pueden unirse hasta 100 personas.

Según la BBC, en un artículo dedicado a zoom, llamado “Videollamadas en Zoom: Eric Yuan, el empresario que se hizo multimillonario con el coronavirus (y por qué tuvo que pedir perdón)”, aunque algunos de los mercados financieros se hundieron, la acción de Zoom subió casi 140% en lo que va del año. En marzo generó 200 millones y lo que va de abril, 300, según lo dicho por la empresa.

La plataforma Webex de Cisco, una app para videoconferencias la cual se está utilizando frencuentemente como una herramienta útil y fácil para las personas que trabajan desde su casa, de acuerdo con el portal dpl en su artículo Webex, acumuló 324 millones de usuarios activos durante marzo.

Por su parte, Netflix igualmente incrementó sus usuarios en tiempos de pandemia, teniendo 16 millones más de suscriptores, como lo informó la compañía. El primer trimestre del año obtuvo millones de nuevos clientes.

Debido al incremento en compras online varias plataformas han aumentado sus ganancias o se han mantenido, tales como eBay, Amazon y otros servicios de delivery, ante otros comercios digitales.

Uno de los negocios que ha crecido en usuarios, empleados y ganancias como una alternativa son las plataformas para webcam, donde a través de este se ofrecen servicios sexuales sin contacto directo, como videos y en vivos. Según un artículo en El Tiempo, tituladoEl negocio de las modelos ‘webcam’ se dispara con la pandemia”, en estos tiempos de pandemia subió la demanda para entrar al servicio y varios modelos aprovecharon esta oportunidad, pues figura como una manera de tener ganancias en tiempos difíciles, además de que se puede hacer desde la comodidad de tu casa.

A pesar de la pandemia, podemos concluir que hay varias empresas las cuales han sido beneficiadas y lograron incrementarse en números de usuarios y empleados, los cuales tienen la posibilidad de seguir ganando dinero o te ofrecen la alternativa de ingresar a una empresa la cual te generará ingresos en estos tiempos de crisis; las plataformas además de incrementar han sido grandes soluciones para las clases y trabajos que pasaron a ser de modo presencial a virtual sin la necesidad de salir de casa, al igual que las apps online de tiendas nos han ahorrado salir a la calle y recibir en la puerta de tu casa sin necesidad de exponerte.

 

Trabajar para vivir, no vivir para trabajar

Por: Juanita Murillo Gómez

Definición: trabajo en la acción de realizar una labor a cambio de una recompensa monetaria en busca de poder vivir dignamente.

A menos de que se nazca siendo parte de la familia Kardashian o siendo hijo de un jeque árabe, lo más probable es que toque trabajar para ganar el sustento de vida. Esto no solo aplica a la mayoría de personas que trabajan para literalmente poder comer, sino también para los herederos de empresas o negocios que tienen que proteger y aumentar el capital que se les deja. Sea formal o informal, en una cómoda oficina en un rascacielos o construyendo el rascacielos, la mayoría de la población tiene la necesidad de trabajar. Los que pueden acceder a una educación superior tienen la posibilidad de poder ser selectivos con su trabajo y ejercer en algo que les guste o se supone que debe ser así.

Y es que el trabajo y su recompensa han cambiado con el pasar de los años; para los Baby Boomers, tal vez un grado de bachiller era suficiente para conseguir un buen trabajo que les permitiera tener una casa y sostener a su esposa para que se quedara en casa. Para la generación X fue necesario un título universitario para poder acceder a oportunidades de trabajo con una paga mejor, también fue la generación donde muchas mujeres eligieron la vida universitaria y laboral en vez de llevar una vida familiar de tiemplo completo. El dinero seguía alcanzando para poder comprar una casa, pero las horas de trabajo tenían que aumentar. Luego llegaron los Millenials, que se ven enfrentados a un mundo donde una carrera universitaria no es suficiente, hablar inglés ya no es un atributo destacado, si se tiene un master o un doctorado corren el riesgo de no ser contratados porque no les pueden pagar lo que ellos valen. Para ésta última generación los costos universitarios, las hipotecas, y el costo de vida, en general, es mucho mayor.

El trabajo se ha transformado también con la llegada de la tecnología, antes se iba a la oficina y al salir se dejaba el trabajo atrás, luego llegó el fax y el bíper que permitían contactar al trabajador, así no estuviera en su casa disponible para contestar el teléfono fijo. Con la llegada de los celulares y los planes de minutos, fue posible que el empleador y el empleado tuvieran más contacto. En la actualidad, es casi imposible dejar la vida laboral en la oficina. El smartphone fue una de las innovaciones que cambiaron el rumbo de las comunicaciones al principio del milenio, tener acceso directo al correo por medio del celular o poder tener internet en la calle significó que ya no había más excusas para no poder atender algo del trabajo. Herramientas como Skype, Whatsapp, Facetime o Zoom solidificaron la relación entre jefe y empleado. ¿Se encuentra en vacaciones, pero le pidieron revisar un Excel de la oficina urgentemente? Tranquilo, no tiene que volver al hotel, lo puede hacer desde su celular.

Muchas empresas, en especial call centers, ya habían implementado la estrategia del teletrabajo, donde se ahorraban instalaciones y servicios, ofreciendo oportunidades de empleo desde la casa. Sin embargo, con la pandemia que actualmente azota el mundo, el teletrabajo es un privilegio que no todos tienen. Muchas personas cuyos empleos requieren sí o sí que se esté presencialmente, han perdido todo tipo de ingresos, pero las personas que pudieron llevar su trabajo a la casa no solo disfrutan de una gran comodidad al no tener que madrugar, sino también se ahorran el dinero de almuerzos y transportes. Pero todo en la vida tiene una desventaja. En el teletrabajo no todo es color de rosa, si bien no hay que salir de la casa y se puede trabajar con el pantalón de la pijama, muchos jefes han olvidado los horarios laborales establecidos y envían un sinfín de tareas y obligaciones que hace que un trabajador cuyas horas de trabajo se suponen que son 8, trabaje alrededor de 12, sin incluir todos los mensajes de whatsapp a cualquier hora que pueda recibir de su jefe.  El horario del almuerzo ya no se respeta, se almuerza en frente del computador, y no se separa la vida personal con la profesional, ahora es una sola.

Las personas que están en teletrabajo parece que van a ser las ultimas en volver a las calles, sin embargo, para muchos trabajadores, lo que al principio se sintió como unas vacaciones, ahora es una carga que los tiene entre la espada y la pared. Es entendible que un jefe sienta impotencia al no poder estar observando y monitoreando personalmente a sus empleados y que sienta que les está pagando para quedarse en casa, y si bien estos últimos son privilegiados de poder tener un trabajo en esta difícil situación, esto no significa que no se deban respetar los límites y la vida privada de las personas.

 

Teletrabajo, opción rentable para la pospandemia

Por: Juanita Gómez Garzón

Definición: trabajo es la acción que se realiza en pro de sí mismo o alguien más y que tiene como resultado una remuneración económica.

Para la mayoría de los colombianos hablar sobre el trabajo es sinónimo de privilegio, ya que a pesar de ser un derecho contemplado en el artículo 25 de la constitución política, no todos cuentan con esto. Colombia siempre ha tenido índices altos de desempleo, pero actualmente tras la coyuntura por la que atraviesa el mundo las cifras ascienden cada vez más, llegando al 19,8% de la población desempleada.

A causa de la Covid-19 todos los trabajadores han tenido que adaptarse a las distintas formas que gracias a la tecnología les permiten continuar realizando sus actividades cotidianas desde casa. Por un lado, los comerciantes independientes han tenido que recurrir a las redes sociales para promocionar sus productos y no ir a la quiebra. Del otro lado, la mayoría de los trabajadores informales continúan laborando a pesar del riesgo y los constantes maltratos de las autoridades, ya que las necesidades no se hacen esperar.

En el ámbito de los trabajadores de empresas públicas, distritales y multinacionales, quienes no fueron despedidos a causa del recorte de personal, se trasladaron de las oficinas a los hogares por medio del teletrabajo. Según la página oficial de teletrabajo en Colombia, administrada por el Gobierno Nacional, 122.200 trabajadores actualmente realizan sus labores de manera remota.

Los diferentes ángulos que gracias al coronavirus permiten visualizar al trabajo hoy en día, dan la posibilidad de considerar que el trabajo a distancia es una opción rentable tanto para empleadores como para empleados. En primer lugar, los empleados no gastarían dinero en transporte, almuerzo y gastos diarios adicionales, que al mes suman aproximadamente entre $350.000 y $400.000; gastos que claramente trabajando desde casa no serían necesarios y el sueldo tendría mayor provecho. Si bien, los servicios del hogar aumentarían por el constante uso de electricidad y agua, estos gastos no se comparan con los primeramente mencionados.

Del lado de los empleadores, ellos también tendrían beneficios en el ámbito económico; los gastos para el pago de servicios públicos, cafetería y aseo disminuirían, lo cual tiene un costo variable dependiendo del tamaño de la empresa, pero se puede aproximar en empresas pequeñas a $3.000.000 mensuales. Claramente para continuar realizando trabajo remoto los empleadores deben asegurarse de que sus trabajadores tengan un lugar adaptado correctamente según las normas de salud y seguridad en el trabajo, determinado mediante el decreto 1072 de 2015; sin embargo, esta labor no representa un gasto adicional, ya que las ARL (Administradora de Riesgos Laborales) son las encargadas de verificar que se cumplan con los reglamentos de seguridad para los empleados; de hecho, estas administradoras se pagan directamente desde la nómina de cada empleado independientemente del lugar donde desarrolle sus labores.

Profundizando en los beneficios del trabajo a distancia más allá de la parte económica, permitirles a los trabajadores estar en casa es abrirle las puertas a la reconstrucción de la familia, aunque cada uno esté realizando sus trabajos y cumpliendo sus labores, tendrían más posibilidad de compartir espacios como es el tiempo de almuerzo y las pausas activas que debe hacer cada trabajador según lo estipulado por el código sustantivo del trabajo.

Ahora bien, que un trabajador esté realizando sus actividades desde casa, no significa que el empleador se pueda aprovechar de eso para aumentar la carga laboral o pedirle más resultados de lo que realmente es posible; los horarios deben ser estipulados, tanto una hora de entrada como de salida; lo que significa que las llamadas laborales y reuniones deben ir acorde a estos horarios. De la misma manera, para buscar el beneficio de las dos partes, el empleador debería tener el derecho de verificar el trabajo que se está realizando en tiempo real; esto es posible gracias a todas las herramientas y aplicaciones tecnológicas que tan solo con un par de configuraciones le permite al jefe saber en qué ocupa mayormente el tiempo el empleado.

Finalmente, el teletrabajo se convierte en una opción viable, pero esto no significa erradicar el trabajo presencial, sino mezclar las dos modalidades para una mayor comodidad, rendimiento y crecimiento de las empresas.

 

El trabajo se reinventa en la pandemia

Por: Jenny Lorena Villalba García

Definición: trabajo es la labor específica en la que las persona acepta una responsabilidad con el objetivo de adquirir una bonificación económica.

La pandemia por la Covid-19 ha afectado en gran medida el transcurso de la sociedad, ya que llegó sin previo aviso, generando que muchos de los trabajos del ser humano se detuvieran; el problema de esto es que hay muchos sectores laborales que no tienen forma de realizar sus actividades en estos momentos, además de que muchos de estos sectores no se van a poder recuperar a corto plazo, ya que los servicios que ofrecen no son necesarios ahora mismo.

Un ejemplo de lo anterior es el turismo y, principalmente, los lugares en donde la gente acostumbra alojarse en los viajes, los hoteles, los hostales, los Airbnb, etc., son una parte fundamental tanto del turismo como de la economía de cada país, por esta razón es preocupante ver que este gremio esté llegando a la ruina por causa de esta situación, puesto que a muchos de estos les es imposible continuar con sus labores sin tener a un público al cual atender.

Es importante aclarar que, hasta el día de hoy, hay hoteles que siguen trabajando de manera normal, claramente con ciertas medidas de seguridad, pero aún con esto se presentan varios casos de hoteles que ya sea por la estructura de este o el lugar en donde esté ubicado, no han podido abrir sus puertas, generando que muchos de los trabajadores tengan que ser despedidos, y a causa de esto, este gremio poco a poco provoca una ruptura en la economía tanto de las personas como del país.

Por otra parte, a causa de esta difícil situación se han presentado nuevas formas de explotar los hoteles, los hostales, los Airbnb, etc., ya que, como muchos de estos se dieron cuenta de que no es posible ofrecer una estadía y todo lo que esta conlleva, ya no se ofrece la estadía sino que se ofrecen experiencias dependiendo del gusto de cada persona, pues se está poniendo atención en las necesidades y gustos de las personas, que por la situación no pueden salir de sus hogares, pero aún con esto quieren tener una distracción.

A causa de esto, se creó una red en la que se ofrecen experiencias, un ejemplo de esto es Airbnb, los cuales ofrecen experiencias en línea, pues como su página web dice “actividades únicas que podemos hacer juntos, ofrecidas por muchos anfitriones”, esta actividad se ha vuelto famosa alrededor de todo el mundo, puesto que esta página ofrece todo tipo de experiencias, sin importar en qué parte del mundo estés, ya que se ofrecen: clases de cocina, manualidades, ejercicio, clases de baile y muchas más, además de que el costo de estas experiencias es parcialmente económico por lo que se adecúa a las necesidades de cada persona.

El anterior caso es el reflejo de la creatividad y la respuesta que algunos hoteles le han dado a la difícil situación que estamos viviendo, ya que, como Airbnb lo demostró, es necesario encontrar nuevas estrategias con el fin de estabilizar los trabajos y con esto la economía.

Como conclusión, pienso que la difícil situación que estamos viviendo afecta a todos los gremios de la economía, por esto es necesario que estos se reinventen y así puedan establecer nuevas formas de atraer al público, no solo con lo que se acostumbra, además de que el trabajo es fundamental para generar una estabilidad económica, lo cual es necesario en estos momentos.

 

El trabajo en tiempos de Coronavirus

Por:  Andrés Felipe Ruano Castillo

La COVID-19 ha cambiado la vida de todos en la mayoría de los aspectos que nos rodean día a día. Desde los horarios que cada persona maneja, la comodidad y las distintas maneras en que las personas ocupan su tiempo. El trabajo no se ha escapado de este cambio y ha afectado la vida de millones de personas en todo el mundo.

Empecemos con el punto de vista más positivo que se puede tomar frente al trabajo en estos tiempos.  ente alrededor de todo el mundo tuvo que adaptarse a la nueva modalidad de trabajo que el coronavirus obligó a acoger, el trabajo virtual o en línea. Una ventaja clara es la comodidad que brinda poder trabajar desde tu propia casa y en un espacio más cómodo y confortable para la persona, obvio no todo el mundo ha podido llevar esto con facilidad, y adaptarse a un cambio tan repentino puede ser muy complicado en especial para los adultos mayores; sin embargo, el trabajo en línea ha demostrado tener más cosas buenas que malas y gracias a esto se puede considerar como una herramienta fuerte en la forma de trabajar hacia futuro.

No todos los trabajos han sido tomados de forma virtual ya que en todos los países se ha incrementado la demanda y la importancia de un sector laboral que tiene en sus manos el cambio de esta situación, hablo del sector salud, el cual trabaja día y noche sin descanso para encontrar las mejores alternativas frente a esta pandemia. En gran parte de los países, solo los trabajadores de la salud, desde doctores y enfermeras hasta los cargos administrativos, son los únicos que pueden salir por la ciudad con total libertad, obviamente con las restricciones y la seguridad necesaria que amerita el caso, pero en su trabajo están las soluciones necesarias para superar la COVID-19, ya que esto es un trabajo conjunto. Es importante recordar la importancia que tiene el sector salud en este momento y trabajar junto a ellos para facilitar su ardua labor que se ha visto incrementada exponencialmente, además de que ellos ponen en un alto riesgo sus vidas y su propia salud.

Lo negativo que ha traído la COVID-19 frente al trabajo, ha creado consecuencias que tomarán muchos años en reparar. El mundo pasa por uno de sus peores momentos laborales y económicos gracias a la pandemia y esto se ha reflejado en las grandes sumas de dinero que han perdido los países involucrados. El desempleo ha crecido de forma exponencial, en Colombia la tasa de desempleo es de 13% y en Estados Unidos se calcula que de seguir así la situación el desempleo podría llegar a 25%, un numero catastrófico para uno de los países con mayor producción. Los gobiernos de todo el mundo han brindado planes de ayuda económica a las personas que han perdido su trabajo debido a la pandemia, pero esto no alcanza para poder auxiliar a todas estas personas que se encuentran en una apretada situación económica. Si algo es claro es que la economía mundial está sufriendo, todos los países han perdido millones de dólares por esta situación, sin excepciones; para llegar a recuperarse de todo esto tomará muchos años.

Toda esta situación pasará en algún momento, es importante mantener la calma y poner la mejor actitud frente a este asunto. El trabajo y los sectores laborales de todo tipo han sufrido bastante y hay que tener claro que mientras esta pandemia continúe la situación puede empeorar, pero es importante saber también que cuando todo esto pase, los trabajos estarán en un apogeo el cual será atendido de manera inmediata por todas las personas que necesiten un sustento. Cuando esta situación acabe todo el mundo tendrá que volver a los trabajos y dar su mayor esfuerzo para reparar todo el daño hecho por la COVID-19.

 

El incierto futuro del trabajo

Por: Daniela Valentina Velandia Puerto

La emergencia sanitaria en el mundo ha provocado que las personas se sometan a un distanciamiento social donde el mundo está en pausa y, con diversos esfuerzos, se ha logrado disminuir la pérdida en la economía, el trabajo, la educación, la política, entre otros aspectos, los cuales por el coronavirus han tenido que parar.

En Colombia podría ser un buen momento para la política donde la población colombiana ve los esfuerzos de sus dirigentes, ha sido todo un reto para los alcaldes, gobernadores, senadores y el mismo presidente. El buen manejo de la crisis ha hecho que la aceptación del presidente haya subido notablemente, han sido buenos los impactos en la política, evidenciando la capacidad de nuestros dirigentes.

Así mismo la educación ha evolucionado y los colegios y universidades han tenido que ejecutar planes de emergencia para darle la educación a sus estudiantes, algunos han sido procesos acertados, otros no, por las diferentes realidades que viven los niños colombianos, en especial los que viven en situación de pobreza y que no cuentan con los medios.

El trabajo es la más compleja, ya que existen trabajadores informales, independientes y fijos o estables, donde las personas que trabajan en áreas en las que se pueden convertir en teletrabajo lo han hecho como los oficinistas y profesores; sin embargo, aquellos como los trabajadores en área de transportes, dueños de su propio negocio, trabajadores del área manufacturera, trabajadores del área de seguridad privada,  trabajadores que se ganan su trabajo día a día es a quienes más se les complica la situación actual. Varias compañías, con los respectivos protocolos, han podido reactivar sus operaciones, pero no con el mismo número de trabajadores; se han presentado miles de recortes por toda Colombia donde el desempleo subió al 12,6%, según el último informe del DANE.

El teletrabajo es la forma más eficiente para trabajar en tiempos como los actuales, donde las personas solo se conectan a su computador y trabajan como en una oficina desde su casa. Sin embargo, el desgaste físico y mental que provoca estar sentado ocho horas frente a un computador es mucho mayor al asistir a una oficina, la vida de las personas se vuelve más sedentaria sin tener que movilizarse por la ciudad, pero el trabajo es más fácil.

El hecho de tener que arrendar un edificio para las oficinas, los implementos para conformarlo, los muebles, el área de recreación es mucho más costoso que darles a sus trabajadores computadoras donde pueden reunirse virtualmente para consejos, donde pueden hacer sus trabajos desde su casa. ¿El teletrabajo transformará el trabajo presencial? Probablemente, es la respuesta, es indudable que los costos del trabajo presencial se disminuirían al hacer que sus trabajadores trabajen desde su casa. Así mismo, es más barato para aquellos que tienen que transportarse por la ciudad para llegar a su trabajo, los costos se reducen y es una opción para aquellas empresas interesadas en ese aspecto. Los recortes de personal son un gran problema, la explotación del trabajador es otra, donde en la mayor parte de los casos el horario laboral no se respeta, donde las reuniones se hacen cada vez más largas y los jefes de cada empresa creen que por ser teletrabajo la persona puede estar disponible a todas horas del día.

El teletrabajo cuenta con ventajas para la situación actual, pero la transformación del trabajo tradicional a este no sería una opción viable para la calidad de vida de estos trabajadores “oficinistas”, para quienes esta solución ha afectado su calidad de vida. El futuro del trabajo es incierto, pero para la implementación del teletrabajo hay que tener límites impuestos para el beneficio de jefes y trabajadores.

 

Trabajo

Por: Natalia Andrea Carvajal Rodríguez

Definición: según el blog Definición ABC, el trabajo es el esfuerzo realizado por los seres humanos con la finalidad de producir riqueza.

Desde el punto de vista teórico, este tópico aborda diferentes aristas, ya sean económicas, sociales o históricas, principalmente a causa de sus relevantes alcances en lo que hace el desarrollo de la humanidad.

El trabajo ha sido indispensable para poder comer, estudiar y vivir en una sociedad, puesto que genera dinero y este posee gran influencia en la vida de los seres humanos pues crea estatus y poder, dos cosas que son indispensable para un individuo.

Pero hay dos formas de ganar mucho dinero y está la manera difícil, que consiste en trabajar mucho tiempo, ahorrar y empezar a crear un capital que permita generar constantes y grandes ingresos y está la fácil, que son las personas que ganan a suerte, por ejemplo, ganar en un casino o la lotería, etc., y están las otras personas que se vuelven narcotraficantes, estafadores, entre otros.

Por eso, hablaré un poco acerca del trabajo ilícito como el narcotráfico, que vuelve a las personas ambiciosas y capaces de matar y delinquir con tal de ganar dinero fácil, puesto que en cuestión de tiempo cualquiera se vuelve millonario.

Pero el dinero que fácil llega fácil se va, por ejemplo, podemos analizar la vida de Pablo Escobar, quien fue uno de los narcotraficantes más buscados de Colombia y que murió asesinado en el techo de una casa, a sus cuarenta y cuatro años de edad, huyendo de la policía y dejando toneladas de dinero, que no logró disfrutar porque no podía salir a lugares públicos sin que estuviera expuesto a morir en manos de la justicia o de sus enemigos, debía tener precaución consigo mismo y con su familia, así que estaba muy vigilado, y en mi opinión eso no es vida, jamás logró montarse en una avión rodeado de gente, yendo a un cine o haciendo cosas simples como ir a mercar, al parque o de shopping. Hoy, desafortunadamente, su familia sigue pagando las consecuencias que dejó la toma de sus decisiones laborales y se les sigue juzgando y discriminado por eso.

Pero también, quiero compartir otro ejemplo y es la vida de Gabriel García Márquez, conocido como “Gabo”, quien se destacó por ser un gran estudiante y consiguió dinero trabajando duro como escritor, periodista y guionista. Murió a sus ochenta y siete años de cáncer y vivió una vida plena que le permitió disfrutar sus premios, su dinero y su familia tranquilamente. Con estos ejemplos, podemos ver las dos formas en que se puede ejercer el trabajo y de la misma forma ver su resultado.

El dinero es efímero y más el que es fácil, pues no conozco la primera persona que haya conseguido dinero mal habido y terminado bien, por eso, lo mejor siempre será trabajar honestamente y ese dinero invertirlo en una empresa legal. Poder disfrutar de una vida libre y tranquila viajando por el mundo y gozando de los placeres simples de la vida como caminar en una plaza con una cerveza en la mano, o comer un helado en el parque con la familia en plena tarde.

En la vida, siempre habrá dos formas de hacer las cosas, lo correcto y lo incorrecto, y por cada una se tendrá que pagar un precio, es como la ley de la siembra y la cosecha, el resultado de un trabajo arduo que al final tendrá siempre una consecuencia o un beneficio, esto dependiendo de la decisión tomada.

 

Trabajo en tiempos de pandemia

Por: Estefanía Arteaga Guerrero

La nueva pandemia por el Coronavirus ha cambiado nuestras vidas, incluido el panorama laboral. Casi que de un día para otro, muchas empresas, ya sean grandes, medianas o pequeñas, se vieron obligadas a cerrar y a empezar por medio del teletrabajo, puesto que esto ahora es lo “normal” y de lo que tanto se habla estos días. Muchos trabajadores y empresarios se han visto afectados por esto, como el caso de un hombre que tenía todo lo que algún día soñó, y debido a esta situación, lo perdió.

La historia, contada originalmente por Daniel Coronell en una de sus columnas de opinión, trata de un ingeniero civil que estudió en una de las mejores universidades de Colombia. Vive con su esposa y su hijo, de 15 años, en un apartamento de estrato seis en Bogotá. Su hijo estudia en un colegio bilingüe y la pensión cuesta más de 2 millones de pesos mensuales y su hijo mayor, de su primer matrimonio, está estudiando en Estados Unidos y depende totalmente de él para poder terminar su carrera. Un día le sonó el celular, era su jefe diciéndole que dadas las circunstancias le tocaba recortar el personal, incluido él, con dolor tuvo que darle las gracias por todos los años que le permitió trabajar, sin embargo, desde ese momento este señor ya sabía que su vida iba a tomar un giro de 180 grados.

Con la liquidación y los ahorros, explica el periodista en su relato, pueden sostenerse al menos ocho meses, si es que nada más pasa, pues en estos tiempos nadie ve cómo mejorar la economía, pero en este caso ¿cómo va a poder seguir mandándole dinero a su hijo que está en el exterior? o ¿cómo va a poder continuar su otro hijo estudiando, si los colegios no van a bajarle a la pensión? o al menos este año ya no. Estos, como muchos otros problemas, han generado una crisis, tanto así que este padre cabeza de familia ha pensado en que lo mejor sería morirse, así su familia podría tener el seguro de vida. (Coronell, 2020)

Es duro pensar cómo muchas familias están pasando por esta situación en la que no ven salida alguna, aquellas personas que no tienen la oportunidad de trabajar de manera virtual, pues el teletrabajo no es una opción, es básicamente algo que surgió por la pandemia y se quedará.

También esto nos sirve para reflexionar acerca del estudio, ya que muchas veces, bueno, siempre, nos dicen que esto es lo único que nos hará salir adelante, cosa que ahora no lo veo muy cierto, ya que hay cantidad de personas profesionales, con maestrías, doctorados y demás que están en aprietos en este momento, que todo ese esfuerzo que han hecho a lo largo de su vida se fue a la basura, pues ¿de qué le sirve a alguien tener todos esos títulos si no le da de comer? Ahora todo es más difícil, pero es tiempo de que nos ayudemos unos a otros, de darnos cuenta de las injusticias por las que están atravesando muchas personas, para así poder mejorar la calidad de vida de estas.

Me siento afortunada de estar en ese grupo de privilegiados que no nos preguntamos cada día ¿necesitamos algo? ¿Con qué vamos a comer hoy?, pero esto no significa que no pensemos en el otro, en ese que no tiene dónde pasar una noche, en el que está enfermo y no tiene ni siquiera papeles para que le brinden la ayuda que se merece, que  nos sirva para poner en práctica esa frase que muchas veces decimos “cuentas conmigo para lo que necesites”, “siempre estaré para ti, en las buenas y en las malas”, para que  no solo se quede en palabras, sino en acciones.

 

¿De qué manera la virtualidad obligatoria afecta el trabajo de muchos colombianos?

Por: Valentina Torres Ortiz

Definición: trabajo es la ocupación de una persona con el fin de generar ingresos para poder abastecerse.

La emergencia sanitaria por la que está atravesando el mundo es, evidentemente, una situación crítica por la que están pasando la mayoría de los colombianos, principalmente porque nadie sabe cómo actuar frente a esta problemática. Es por esto que varias entidades del mundo, como instituciones educativas, organizaciones, empresas y demás facultades que ofrecen un servicio a la sociedad, se han visto obligadas a tomar ciertas medidas para cuidar la salud de todos y así evitar la propagación de dicho virus.

A partir de estas medidas se han generado diferentes modalidades de trabajo y educación que promueven el aislamiento y la virtualidad. Estas dos características se han apoderado de las dinámicas laborales y educativas, siendo estas las únicas opciones responsables de cuidado mutuo para ayudarnos a atravesar este difícil momento para la humanidad.

Según un informe presentado por la Revista de Economía del Caribe, gran parte de los trabajadores colombianos son adultos mayores y evidentemente es la población que tiene mayor posibilidad de contraer el virus, en consecuencia, se ven en la obligación de realizar sus trabajos de manera virtual en sus hogares, el problema es que muchos de esos trabajos no se pueden realizar de manera virtual, y también, gran parte de esta población no tiene acceso a estos medios.

Otro de los que presenta mayor afectación es el sector de los micronegocios o microempresas. Según cifras publicadas por el DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), las microempresas de comercio, mantenimiento y reparación son las que mejor actividad económica tienen; representado en un 30%. El problema que tiene este sector con dicha problemática es que evidentemente ninguno puede ejercer su labor durante esta emergencia sanitaria, ni siquiera teniendo acceso a la virtualidad; otro de los sectores que se ven terriblemente afectados es el sector del turismo, pues en esta industria es imposible que se puedan generar ingresos mediante la virtualidad.

Y por último, encontramos al sector de vendedores ambulantes o las personas que viven de lo que reciben a diario, evidentemente es el sector más afectado, porque es el que menos acceso tiene a generar ingresos.

Pese a todo esto hay otras empresas cuyo panorama de crecimiento es sólido, entre ellas está Netflix, una de las pocas compañías que se han visto beneficiadas durante esta emergencia, pues ha reportado que en el primer cuarto de 2020 aumentó 15.8 millones de suscriptores nuevos; este claramente es un pasatiempo que muchos colombianos han empezado a utilizar como distracción en estos tiempos.

Podemos concluir que la virtualidad ha presentado diferentes ventajas en los últimos años en nuestra sociedad, generando un avance no solo tecnológico sino social en diferentes ámbitos, permitiendo una facilidad tanto individual como colectiva frente a las adversidades de nuestros tiempos. A pesar de esto, esta crisis nos ha mostrado que la virtualidad no es una posibilidad de generar ingresos para los trabajadores colombianos, puesto que, como ya lo habíamos mencionado anteriormente, estas personas viven de lo que reciben día a día.

Es en una crisis tan inesperada como esta donde nos damos cuenta de que no estamos totalmente listos para dejar que la virtualidad se apodere por completo de nuestras vidas, pero también en la que nos damos cuenta y se evidencia que la virtualidad es un recurso de mayor importancia para las empresas o diferentes entidades que lo utilizan día a día, y también para suplir diferentes necesidades humanas que se presenten en el diario vivir.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Microrrelatos de pandemia

La cuarentena ha dejado muchas historias, pero más allá de la pandemia, hay relatos puntuales que evidencian cómo ha sido el confinamiento.

Soacha siembra de semillas de esperanza

Soacha

Foto documental realizado por Dayanna Cuchia y Valentina Angarita para las clases de Historia de Colombia y Fotografía, con los profesores Gabriel Rojas, Víktor Barrera, César Aguirre, Paola Albao, Wilson Pabón y Jairo Orozco. “Suacha”, varón del sol, es el nombre muisca de una población ubicada al sur de la [...]

El Ouróboro en imágenes

La mitología antigua nos sirve para que este trabajo gráfico represente la eternidad y un ciclo constante.

Voy en camino, una ficción sobre el tiempo mal invertido

Cuando reflexionamos sobre nuestras decisiones más radicales en la vida, podemos descubrir que es tarde para rectificar el camino.