Facultad de Comunicación Social - Periodismo

“A los periodistas se nos ha olvidado un poco cómo tocar las fibras”: Nicolás Llano

Estuvimos charlando con el libretista de Hora 20 en nuestro programa “En Conexión con”. Nos contó sobre sus inicios en el periodismo, cómo fue ganar el Premio Simón Bolívar y hacia dónde se dirige la radio.

Entrevista realizada para la práctica profesional en Conexión Externado (noveno semestre, 2021-2), con la profesora Mónica Parada Llanes.

Nicolás se enamoró de la radio desde el primer momento, “desde muy pequeño tenía la compañía de la radio, esa magia, antes a través de una caja casi mágica, ahora desde un celular”, así que cuando entró a estudiar Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Externado tenía claro que quería trabajar con este formato. Las oportunidades laborales lo llevaron a trabajar en Hora 20, el programa de Caracol Radio. Aunque era su empleo soñado también destaca las dificultades que se presentan en el día a día, pues es un trabajo de mucha dedicación, en el que se debe sentir la pasión por lo que se hace, ya que debe estar todo el día pendiente de qué está pasando y cómo a partir de eso van a construir el programa.

Uno de los aspectos que más resalta en su labor es el intentar siempre tener cifras exactas sobre los temas que se van a debatir y decantar la información. “Tenemos personajes que llegan con información que no es o quieren confundir a la opinión pública, o tienen su propia agenda, y también la labor ética como medio de comunicación es intentar frenar esas noticias falsas, esas falacias con las que llegan muchos panelistas. Poder entregar la mejor información posible y el análisis más balanceado a la audiencia”. También dice que muchas veces es difícil encontrarle el foco a las noticias, más en un país como Colombia donde diariamente hay acontecimientos que nos afectan como sociedad: “esa gran labor más que profesional yo creo que es ética, de poder decirle a las personas este es el hecho y no es manipulable, eso es lo que pasó, pero ese hecho tiene muchas lecturas”.

Para Nicolás, Colombia es un país sobrediagnosticado, pero en el cual no se dan soluciones. Desde esta problemática surgió en el equipo de trabajo de Hora 20 la idea de realizar un programa sobre Buenaventura, ¿qué estaba sucediendo en el puerto más importante del país?, era la pregunta que intentaban resolver. “Intentamos un poco recoger diferentes voces tanto del alto poder, como de la sociedad civil, como de los líderes sociales, como de la iglesia y poderlos reunir a todos en una mesa y decir bueno, ¿qué está pasando en Buenaventura? ¿Por qué tenemos la situación en este momento? ¿Por qué en el puerto más importante del país, donde sale y entra casi toda la mercancía, no hay agua, no hay condiciones básicas de vida? ¿Por qué la violencia se apoderó del puerto?”. Uno de los grandes retos fue encontrar estas fuentes en medio de la pandemia, pero el otro reto era, a medida que se construía el programa, encontrar soluciones y, como él mismo lo dice, buscar una vía de escape a los problemas del puerto, porque a los periodistas, resalta, “se nos ha olvidado un poco cómo tocar las fibras, cómo abordar estos asuntos de país”.

Por ese especial “Buenaventura bajo fuego, ¿qué está pasando?” Nicolás ganó el premio Simón Bolívar en la categoría Opinión y Análisis en audio, junto a Diana Calderón y Juan Pablo Rojas. Sin embargo, resalta que no hace su labor buscando un premio, sino que trabaja día a día por la responsabilidad civil del periodismo. Lo que busca es tener un impacto en la opinión pública para ver si logran encontrar una vía de escape a los problemas que tiene el país.

Sobre el futuro de la radio, piensa que muchos sectores quieren poner la radio y el podcast en un mismo nivel; sin embargo, tienen dinámicas y comportamientos diferentes, por eso no cree que el porvenir de la radio se encuentre en este nuevo formato, las personas en el campo o incluso en las ciudades siempre prenderán su “caja mágica”, pero sí hay un reto y es el de mantener a las personas interesadas en escuchar radio, sobre todo a las generaciones jóvenes: “yo creo que la radio necesita transitar hacia capturar, que la personas en realidad se sientan atraídas por los contenidos que se están presentando en la radio, que la gente diga, “ey, esta gente está haciendo cosas bonitas”, que por ejemplo es algo que no nos pasa”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Con la frente en alto

En medio de tristezas e intentos por ayudar a su hija, Trinidad siempre mantiene la frente en alto. Descubre su historia.

Sacrificio en vano y destino en contra

El 3 de octubre de 1997, una comisión judicial que acababa de realizar una diligencia de extinción de dominio en una finca de un narcotraficante fue atacada por un grupo de cerca de 70 paramilitares. En total, 16 terminaron heridos y otros 12 funcionarios fueron asesinados, entre ellos José Luis [...]

¿Cómo comunicar Bogotá? El reto de Invest in Bogotá y el Externado

Los estudiantes externadistas de la facultad de Comunicación Social - Periodismo se unen a Invest in Bogotá para comunicar a la ciudad en el mundo.

La felicidad es lo más importante

Un acto de amor narrado desde la voz de un hombre de familia que dejó atrás Venezuela para seguir con sus sueños.