Facultad de Comunicación Social - Periodismo

24 horas

Una miniserie de ficción donde la sociedad envejece a los 19 años. Billy y Ella se conocen un día antes de cumplir esta fatídica edad.

Serie realizada para la clase de Flujos de trabajo en la industria audiovisual (séptimo  semestre, 2022-1), con la profesora Paola Ochoa.

“24 horas” es una serie de ficción que cuenta con 3 capítulos. Se sitúa en una sociedad distópica en la que todas las personas envejecen automáticamente después de cumplir diecinueve años. El desafío se encuentra cuando los dos personajes principales, Billy y Ella, se conocen y pretenden descubrir el verdadero significado de la juventud en 24 horas, antes de que cumplan diecinueve años.

Por medio de un “juego de sentidos”, en el camino enfrentan la emoción que proviene de la vitalidad y la exaltación de todas las características de la juventud. Hablan, ríen, bailan, conducen, conocen tantos lugares como el tiempo se permite y llegan a generar una conexión con el otro.

En este interesante camino de conocimiento, crean un arco narrativo que los lleva a enfrentar sus mayores miedos y a cuestionar sus más grandes deseos. El proyecto pretende ser un homenaje a las coming of age films y a todas y cada una de las personas que en algún momento de sus vidas se han sentido atrasadas o estancadas para vivir su vida como lo han querido.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Las espinas que tienes por ser una rosa

El pasado está tatuado en nuestras memorias y el futuro está latente en aquel deseo de hacer valer nuestros derechos.

Bogofood

En este convergente podrá recorrer las diferentes zonas gastronómicas de Bogotá para descubrir sus restaurantes.

¿Cómo suenan las problemáticas sociales?

La intolerancia hacia la población trans, los asesinatos de líderes sociales y el maltrato animal son los protagonistas de estas piezas sonoras. 

Realidades desiguales

Una ventana sonora que muestra las fracturas sociales de nuestro país, como las penurias de los Wayuu en pandemia y las mujeres y niños en la guerra.