Facultad de Comunicación Social - Periodismo

¿Plástico? No, gracias

La impactante imagen de ríos y océanos inundados por residuos plásticos resulta demasiado común. Ahora debemos enfrentar su impacto en los ecosistemas.

Especial convergente realizado para la clase de Taller de Convergencia (octavo semestre 2019-2), con la profesora Mónica Parada Llanes. 

La dinámica de consumo de comprar y tirar, el ritmo de vida agitado y la “falta de tiempo” nos ha llevado a incluir en nuestra rutina diaria elementos contaminantes de un solo uso. Elementos prácticos, que al ser desechados, condenan a otros a su extinción.

El plástico, hacia la década de los 60, se expandió en todas las industrias como un material resistente para facilitarnos la vida, pero hoy en día amenaza discretamente a peces, aves, especies marinas y al ser humano.

Millones de plásticos viajan sin rumbo fijo por los océanos, descomponiéndose en fragmentos que van colonizando a cada ser vivo que compone la cadena alimenticia, provocando la muerte de peces o conquistando los platos de nuestra mesa.

Sin duda alguna, el plástico es una amenaza que cada uno de nosotros hemos contribuido a formar, que debemos enfrentar y cambiar para que en el futuro nuestros mares no tengan más plástico que peces.

De clic en la imagen a continuación para navegar el especial convergente:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

La Amazonia, el llamado de ayuda de los aotus

Los micos nocturnos de la región Amazónica son víctimas del tráfico ilegal y serían sometidos a procedimientos de experimentación biomédica.

Las trombas marinas, ¿peligro inminente?

Las trombas de agua son un tipo de tornado que se forma conel agua y el aire, se dan normalmente en los océanos, pero también puede ocurrir en ríos y lagos.

¡Qué pacanería!

¡Qué pacanería! es una iniciativa para promover el reciclaje de residuos orgánicos a través de la la paca digestora.

Descubriendo la voz del Río Atrato

El cordón umbilical del Chocó está en riesgo. La minería ilegal, la falta de un sistema de basuras y el abandono del Estado amenazan con desaparecer el Río.