Facultad de Comunicación Social - Periodismo

“El periodismo, un ejercicio de mirarnos de frente y a los ojos”: Jesús Abad Colorado

En una nueva entrevista para “En Conexión con”, el fotoperiodista Jesús Abad Colorado habló de la importancia de conectar con las fuentes y honrar la vida por medio de la fotografía.

Entrevista realizada para la práctica profesional en Conexión Externado (noveno semestre, 2021-2), con la profesora Mónica Parada Llanes.

Sus fotografías, así como su vida, han estado marcadas por el conflicto armado. La tragedia llegó a su familia incluso antes de su nacimiento. En los años sesenta asesinaron a su abuelo y a su tío, su abuela moriría meses después al no poder superar este horrible hecho. Sin embargo, destaca que su familia nunca buscó venganza y que “Colombia no es nada distinto a la (violencia) que vivió mi propia familia”.

Esta sería una de las motivaciones para recorrer el país desde las entrañas, desde la región, desde la selva, con su cámara al hombro; para mantener su cercanía con ellos. “Queda la vida para honrar la memoria de esos ausentes”, dice.

Estudió comunicación y periodismo en la Universidad de Antioquia y desde muy temprano en la carrera supo en que rama quería enfocarse: “la fotografía era una forma de dejar un testimonio para una sociedad que le da pena mirarse al espejo. En el espejo roto de la guerra que nos ha marcado tanto”. Fue una decisión que tomó a conciencia y a partir de ahí conectó tanto con su oficio como con la situación de conflicto que vivía Colombia.

Para Jesús Abad, el periodismo, más que un oficio, es una misión y compromiso que se asume con las personas. “Los periodistas podemos aportar mucho en la construcción de una narrativa distinta y que se conozca un poco más la realidad, no la de los que gobiernan o la de los vencedores sino la de la gente, que a veces son perdedores, que son humillados y ofendidos o cuyas voces generalmente no están en la narrativa de los grandes medios”, explica. Y reconoce que fue esto lo que lo llevó a tomar la decisión, después de su paso por El Colombiano, de no seguir trabajando en los medios, porque estos requerían mucha inmediatez y él siempre busca empatizar con sus fuentes: “como periodista, como ser humano, no puedo ir a un lugar solamente para hacer de la gente de la noticia de un día. Yo dejo muchos amigos, o incluso tendría que decir como familia, en muchos lugares”. 

Algo que caracteriza el trabajo de este fotoperiodista independiente es el constante contacto con sus fuentes, después de tomarles una fotografía no los abandona. “A mí me gusta ir y acompañar a la gente en las comunidades, me gusta trabajar con calma para poder estar allí un poco más, no para buscar ser titular de primera página”. En su documental “El Testigo” se reencuentra con los protagonistas de sus instantáneas más aclamadas y les hace un regalo muy especial, un retrato con sus yo del pasado, “la fotografía es una forma, para mí, muy bonita de devolver algo de lo que ellos me brindan”, una forma de devolverles la dignidad, alegría y fuerza a las personas que han sido invisibilizadas y silenciadas.

Las fotografías de Jesús Abad se han convertido en una forma de honrar la vida y son la prueba contundente de los maltratos y el dolor que ha sufrido de manera generalizada nuestro país. Su trabajo es un testimonio, “no solo contra el olvido, sino para que sirva en espacios de educación, en el mundo de la política, para decir que esto está sucediendo, no de la guerra de los fusiles sino de la corrupción”. Para él la paz va más allá del silencio de los fusiles, del perdón o la venganza, es la posibilidad de caminar sin miedo, de que la gente pueda vivir tranquila.

Al finalizar la entrevista el fotoperiodista dejó un consejo para las nuevas generaciones de periodistas: “a la gente hay que devolverle algo de lo que le brinda a uno”.

Vea la entrevista completa a continuación:

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Astrolombia, ¿un tema a millones de años luz?

Parte de lo que somos como humanidad se lo debemos a una de las ciencias más antiguas del mundo: la astronomía. Comprender las señales luminosas que nos acompañan nos ha dejado clara nuestra posición en el universo y cómo la apreciamos y afrontamos.

Mujeres ilustradas

Cuentas reaeles y nominales, patrones, hilo y aguja elementos que convirtieron a Lilia María, Luz Stella y Olga Amanda en ejemplos de vida.

La enfermedad de las “vacas locas”, un asunto poco sanitario

La prevención contra la enfermedad de la EEB (vacas locas) en Colombia da más poder a la élite económica mientras cambia totalmente la vida del campesino.