Facultad de Comunicación Social - Periodismo

De lo tradicional a los grandes shows

Mauricio Barragán, pionero de las bandas en Colombia, tiene un legado que va mucho más allá de la historia, los ensayos y presentaciones.

Reportaje realizado para la clase de Taller de géneros periodísticos (cuarto semestre, 2020-2), con el profesor David Mayorga. 

Mauricio Barragán lleva 36 años dirigiendo bandas marciales, por ello ha hecho parte fundamental en el desarrollo de las mismas. Su trabajo y su gran legado trascenderán por siempre entre sus alumnos y quienes estén en el gremio de las bandas musico marciales en Colombia.

El miércoles 10 de enero de 2018 Santa Ana Banda Show ganó el concurso de la feria de Manizales con su espectáculo Star Wars y fue coronada como la mejor banda de la feria. Le acababan de ganar a la banda del Colegio Técnico Industrial de Facatativá, que había ganado ya aproximadamente cinco años consecutivos. Mauricio Barragán, director de algunas de las mejores bandas del país, había participado por primera vez en el concurso de bandas de la Feria de Manizales y salió victorioso. Sus alumnos, bastante alegres y emocionados, saltaban y se tomaban fotos mientras su director subía al escenario a recibir el premio, la emoción del momento era tan grande, pues todos sabían que llegar hasta allá había sido un gran sacrificio, y no solo hablo de las diez horas de viaje en bus, del casi no dormir para aprovechar la feria, del madrugar para arreglarse, de ensayar el show semanas antes para estar listos o de haber desfilado dos horas bajo la lluvia en uno de los desfiles típicos de la feria, el que Santa Ana Banda Show haya llegado hasta allá se debe a una trayectoria de treinta y cuatro años, un arduo y apasionado trabajo de Mauricio Barragán.

“Tuve la posibilidad de empezar a hacer mis primeros pinitos dirigiendo la banda marcial del colegio por insinuación de mis compañeros cuando terminé mis estudios porque el director que teníamos terminó su labor como educador y no teníamos quien dirigiera la banda.”, cuenta Mauricio. Su interés por la música comenzó perteneciendo a la banda marcial y a la sinfónica de su colegio, el mismo colegio que le dio su primer trabajo. Mauricio comenzó a estudiar música cuando salió del colegio, siendo más específicos estudió trompeta; y no solo ha trabajado con las bandas, durante una época formó su propia orquesta a la que le puso el nombre de Cuento Aparte, con ella grabaron algunos discos, realizaron muchas presentaciones y lograron bastante reconocimiento en el ámbito nacional.

En un punto, por allá entre 1993 y 1994, decidió terminar su orquesta y seguir con las bandas únicamente, sobre todo con aquella banda con la que ha ganado más de 150 premios nacionales. “Me vinculé a un colegio que se llama el colegio Santa Ana y empezamos a hacer el proceso de una banda de marcha común y corriente de ese tiempo”, cuenta Mauricio, y así, con aproximadamente 19 años, comenzó su historia con Santa Ana Banda Show.

 

Historia

Colombia comenzó con las bandas tradicionales, eran solo bandas de percusión, constaban de bombos, platillos, redoblantes o cajas y cornetas, más adelante se le agregan las tamboras y las liras. Conseguir los instrumentos musicales era bastante complicado, no solo por lo costosos que son sino porque estos tenían que ser importados de otros países, por ello era muy complicado que las bandas pudieran adquirir más instrumentos. Sin embargo, Mauricio contó con la suerte de comenzar a trabajar con el Colegio Tolimense de Ibagué, este colegio sí tenía los recursos suficientes para poder apoyar el proyecto de la evolución de la banda. “Fue uno de los primeros colegios, diría yo, de las primeras agrupaciones a nivel nacional que tuvo un instrumental como saxofones, trombones, trompetas, clarinetes para hacer música”, afirma Mauricio.

La revista Master Bandas, en 2007, publicó en uno de sus artículos que el proceso de las bandas inició con el maestro José Mayorga quien creó la “categoría especial” pues involucró trompetas en vez de cornetas en la banda del Guardia Presidencial. Tiempo después, Mauricio Barragán junto con Armando Monroy le daría una resignificación al concepto de categoría especial al involucrar instrumentos melódicos y armónicos como los saxofones y los trombones.

Cuenta la leyenda que cuando Mauricio vio lo que estos instrumentos nuevos podían hacer le pidió a sus jefes en el Santa Ana que los compraran para avanzar musicalmente también con esta banda. Evidentemente, sus jefes le dijeron que sí, y de este modo se convirtió en uno de los personajes más importantes en el mundo de las bandas. “Tuve la oportunidad de hacer la evolución de casi todas las bandas en Colombia en cada uno de sus géneros, tanto bandas infantiles como bandas juveniles y en cada una de sus categorías, pasando por la tradicional, semi-especial, especial y las bandas show”, explica Mauricio.

En el año 2001 con el apoyo del colegio, Santa Ana comenzó a participar en la categoría show por el alto nivel musical e instrumental que tenían.  En dicho momento Mauricio Barragán unió su trabajo con el del profesor Gustavo Malagón, que trabajaba con las danzas y porras del colegio. Tiempo después, en 2009, Mauricio creó a Colombia Amiga Banda Show (CABS) su banda privada que inició como un proyecto de los exalumnos del Colegio Santa Ana que querían seguir con la música, pronto CABS se convirtió en un proyecto familiar pues su esposa e hijos están involucrados en la agrupación. A pesar de tener a muchas de las mejores bandas del país, Mauricio nunca ha puesto a competir a dos de sus agrupaciones en la misma categoría pues él no busca incentivar una competitividad entre sus bandas, sino que se vean como hermanos, esto sobre todo con CABS, su banda de mayor nivel, pues espera que todos los niños de sus bandas de colegio vean a los integrantes de Colombia Amiga como sus hermanos mayores.

Según Mauricio, y sus años de experiencia en este gremio, las bandas show son audio-visuales, es decir, que las puedes ver y escuchar, pero no solo eso, la característica principal de las bandas show es que recrean una temática y crean un espectáculo específico, ya sea inspirado en una película, en un género musical etc. Además, la categoría show incluye un grupo de colors (bailarines), vestuario especial, escenografía para recrear tu temática y todos los músicos que no solo deben tocar sino moverse por todo el escenario mientras interpretan sus canciones para crear un espectáculo gigante que impacte y alegre a todo aquel que lo ve. Lastimosamente, Mauricio afirma que el concepto de banda show se ha perdido a lo largo de los años, principalmente por dos factores: el primero por el costo tan alto y el esfuerzo, disciplina y dedicación que requiere hacer un gran montaje de un show espectacular, tal vez merecedor de estar en Brodway como los que hace Mauricio junto a su compañero Gustavo Malagón (coreógrafo y bailarín profesional) con quien crea los espectáculos de Santa Ana Banda Show y Colombia Amiga Banda Show; y la segunda es por la incursión del concepto Marching Band -bandas de formato americano que solo utilizan instrumentos de cobre y percusión que hacen revistas y espectáculos, pero no es común ver temáticas especificas en ellos- en Colombia, pues muchas bandas, sobre todo en Medellín, adoptaron este estilo. Por ello, Mauricio asegura que si quedan tal vez cuatro o cinco bandas aún que sean show en el país es mucho.

 

 

Actualidad

Según la Federación Colombiana de Bandas de Marcha (FECOBANMAR), hay aproximadamente 3.170 bandas en todo el país. La región caribe cuenta con 571, la región centro oriente cuenta con 1.717, la región centro sur cuenta con 221, la región Eje cafetero – Antioquia cuenta con 354, la región del llano cuenta con 66 y la región pacífica cuenta con 241. Entre las ciudades más distinguidas encontramos a Medellín, Jesús María Tobón, quien trabaja con la Mesa de bandas de marcha de Medellín, afirma que esta ciudad tiene aproximadamente 50 bandas y en Bogotá hay 813, según la estadística creada por la FEDCOBANMAR.

Estas 3.170 bandas marciales activas en el país pertenecen a las diferentes categorías que siguen vigentes: categoría infantil, categoría tradicional, categoría tradicional latina, categoría semi – especial, categoría especial, categoría show, categoría adulto mayor. Aunque, dependiendo del concurso en que se participe, se pueden abrir las categorías escolar, elite, mayores, etc.

 

El legado

Más allá de solo hacer música, las bandas marciales son una familia, los integrantes de las agrupaciones ven a sus compañeros como grandes amigos, casi que como hermanos que comparten una misma pasión incluso se puede ir mucho más allá, ya que las bandas marciales forman personas y muchas veces, como pasa en el colegio, las enseñanzas de los profesores trascienden los concursos y los ensayos para pasar a la vida misma. El legado de Mauricio Barragán va más allá de Santa Ana Banda Show y Colombia Amiga Banda Show, va más allá de todas las bandas que dirigió y todos los concursos que ganó, más allá de los reconocimientos y el haber contribuido a la evolución de las bandas. El legado de Mauricio Barragán tiene un fondo humano y con esto me refiero a sus repercusiones en el proyecto de vida de sus estudiantes y de su familia.

Alejandro Triana, integrante de la banda del Colegio Tolimense de Ibagué entre 1993 y 1994 y actual amigo de Mauricio Barragán, le tiene un gran aprecio a su maestro y todo lo que aprendió de él: el amor a lo que uno hace, la responsabilidad, la dedicación y la disciplina. Gracias a Mauricio y sus años en la banda, Alejandro desarrolló su amor por la música y actualmente dirige la banda del Colegio Tolimense, también afirma que: “con Mauricio Barragán trato de aprender a cada momento, a cada instante, de preguntarle y llamarlo, para hacer las cosas bien. No necesitamos cosas grandes que suenen pequeñas sino cosas pequeñas que suenen grande, eso también lo aprendí de él”.

Por otro lado, Jorge Forero, estudiante de Mauricio de la banda del Colegio Nacional Emilio Cifuentes de Facatativá entre 1988 y 1989 y actual amigo de Mauricio, recuerda mucho todas sus salidas y concursos con la banda y los arduos ensayos a los que se sometían para pasar de un nivel a otro en los concursos. También afirma que las enseñanzas más grandes que le dejó son la disciplina y el amor por la música, pues gracias a él, Jorge decidió trabajar con bandas musico marciales y sigue ligado a la música. Actualmente tienen una buena amistad y se apoyan en todo momento en sus proyectos y bandas, tanto así que muchas veces Jorge siente que aún es su alumno en muchos aspectos de la vida.

Cristhyan Valero, exalumno de Santa Ana Banda Show y actual integrante de Colombia Amiga Banda Show, también le tiene un gran aprecio a todas las enseñanzas que Mauricio dejó en él y la manera en que hizo que se enamorara de la música pues es algo que lo acompaña hasta día de hoy, incluso su esposa asiste a los concursos y presentaciones. Al igual que la música influyó en la familia de Cristhyan también influyó en la de Mauricio. Su hijo, Andrés Barragán, afirma que su padre hizo que se enamorara de la música y por ello decidió estudiar composición en la Universidad Central, a pesar de ya haber terminado su carrera y tener su título profesional, Andrés sigue viendo a su padre con respeto y como su maestro, del cual sigue aprendiendo no solo sobre música y el tema de las bandas, sino grandes lecciones de vida. Además, su esposa y su hija afirman que gracias a la música y el mundo de las bandas han vivido de las mejores experiencias de su vida y han viajado por todo el país representando con orgullo el trabajo de Mauricio Barragán.

Como diría un artículo sobre Santa Ana Banda Show publicado por la revista Master Bandas en 2007: “Con la idea de fundamentar personas, alumnos y gente de bien, el profesor Héctor Mauricio Barragán Medina hace de la música parte de su formación, la enseñanza de su proyecto institucional. Su filosofía principal es crear personas”. La mayoría de sus estudiantes concuerda en que, más que música, él les dio lecciones de vida, les enseñó la disciplina, a trabajar por lo que quieren para conseguirlo, a no rendirse nunca y sobre todo su famosa frase: “ser personas antes que músicos”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Prístina

Prístina es una revista cultural que visibiliza el talento colombiano y muestra cómo los artistas han logrado desempeñar su papel en cuarentena.

Cómic ‘made in Colombia’, ¿crece o no? #FILBO2019

Reportaje realizado por Nicolas Llano, Sebastián Ramírez, Ana María Arias y Sergio Almanza para la clase de Taller de Convergencia con la profesora Mónica Parada Llanes. ¿Crisis o nicho del mercado? El cómic colombiano tuvo su apogeo en la década de los ochenta, varias editoriales se dedicaban a publicar diversas historias narradas [...]

La buena mesa y el arte que la acompaña

Mauricio Bermúdez, docente investigador de la Universidad Externado, esclarece los detalles que acompañan un buen servicio en "El anfitrión".

Uitotos, gente de abundancia

La cultura Uitoto es originaria de la Amazonia colombiana. Desde su origen tradicional está dividida en cuatro hablas: Nipode, minika, Bue y Mika.