Facultad de Comunicación Social - Periodismo

La calle cuenta su arte

Más que un simple trabajo con el que sobreviven, los artistas callejeros entienden su talento como una pasión y su estilo de vida.

Reportaje realizado para la clase Flujos de trabajo en la industria audiovisual (séptimo semestre, 2020-1), con la profesora Carolina Robledo.

El graffiti, la danza, las artesanías y otras representaciones del arte callejero son practicadas por personas apasionadas o en busca de una salida económica. Luego de muchos desafíos y dejando de lado su vida cotidiana, los artistas cuentan cómo llegaron al mundo del arte, siempre bajo la intención de dejar una marca con su talento.

Los orígenes de cada uno de los artistas son diversos. Lia Meléndez, una artesana de la Séptima, viene de Valledupar mientras que Anthony Fressa, quien trabaja como estatua humana, es venezolano. Cada uno de ellos tiene una percepción del arte mediada entre la pasión y la remuneración. “Aquí dicen que el arte no lo apoyan pero tú en Venezuela no puedes hacer esto”, dijo Anthony, quien estudió arte en su país y ahora, vive del performance de la estatua humana combinada con el folclor.

Los peligros que afrontan los artistas callejeros van desde la persecución policial hasta la limpieza social. “Poster”, un graffitero informal, cuenta que una vez llegaron dos motos negras y sus tripulantes lo amenazaron. Le pidieron los papeles, les quitaron las pinturas y hasta sin los zapatos lo querían dejar. Antes de dejarlo ir, le dieron una advertencia: “si lo volvemos a ver ya sabe a qué se atiene”.

Conozca a algunos de los artistas que a diario ofrecen su arte a los transeúntes bogotanos:


Responder a “La calle cuenta su arte”

  1. luz mary ochoa dice:

    mi hijo es la estatua humana ,estoy muy orgullosa de el aprendió muchas cosas en Bogotá, siendo venezolano se fue solo con su sueño de hacer arte y lo logro lo perfecciono y vive de eso entonces si vale la pena ,
    y particularmente soy admiradora de todos ellos los artesanos, músicos, y artistas, ellos trabajan con el alma…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

El deceso de los cines porno en Bogotá

El deceso de los cines porno en Bogotá

Reportaje realizado por Ana Lucía Suárez, para el Taller de géneros periodísticos (cuarto semestre). En la carrera séptima con calle 23, al frente del ahora deshabitado Centro Comercial Terraza Pasteur y al lado del nuevo edificio, en construcción, de oficinas del grupo empresarial Colpatria se encuentra uno de los últimos cinemas [...]

Poesía ilustrada emergente

La supervivencia del goce literario de la poesía en Bogotá tiene aliados: un pequeño grupo de editoriales independientes y lectores apasionados por las letras y el arte gráfico.

El arte como transformación social y personal

La fotografía y la pintura son dos expresiones artísticas con un gran poder para cambiar y plasmar los contextos sociales y sus problemas.

Una escritora joven y su novela controversial

Daniela Cubides cuenta su experiencia de escribir la exitosa novela juvenil "Mi hermanastro", siendo adolescente y cómo manejó el éxito que le trajo.