Facultad de Comunicación Social - Periodismo

Alrededor de la leña

El pueblo indígena Guambiano (Misak) contaba sus historias al lado del fuego, y ahora lo hace por medio de una emisora indígena.

Multimedia realizada para la clase de Taller de géneros periodísticos (cuarto semestre, 2019-1), con el profesor Fernando Cárdenas.

El pueblo indígena guambiano (misak) se ubica preponderantemente en la vertiente occidental de la cordillera Central, en el departamento del Cauca, en el municipio de Silvia (Guambía, Ambaló y Kizgó). El territorio, que tradicionalmente ha sido poblado por los guambianos, corresponde a lo que hoy se conoce como los resguardos de Guambía y Kizgó.

La comunicación en una comunidad indígena Guambiana comienza por el núcleo familiar. Para ellos es importante que su lengua nativa sea fomentada desde este centro de aprendizaje, porque sus costumbres se tienen que aplicar desde el nacimiento reuniéndose al lado de la leña a contar sus historias. Entre las comunidades que habitan en el resguardo se ha perdido la lengua nativa, ya que es claro el hecho de que la mayoría de las personas que no hablan la lengua indígena pertenecen a la población joven, y esto indica que se ha empezado a interrumpir en mayor o menor grado la transmisión del Namtrik a las nuevas generaciones. En contraste, las personas de las generaciones adultas manifiestan hablar la lengua de su pueblo de manera fluida y usarla cotidianamente.

Carlos Castaño es un estudiante de la institución Mama Manuela, está cursando 10 grado y explica las dificultades de aprender su lengua nativa. “Una de mis primeras preocupaciones es que mis ancestros tienen cierto disgusto porque yo no practico la lengua de la comunidad y otra es el celular porque con este aparato electrónico he perdido la oportunidad de hablar con mis padres y por esto también se ha perdido la comunicación verbal y como resultado la pérdida de la lengua”, aseguró.

El municipio de Silvia cuenta con una estación de radio, Namuy Wan 92.2, la que dirige Pedro Chavaco, este líder guambiano se encarga de la promulgación de la lengua, tradiciones y costumbres del pueblo misak a través de una pequeña estación de radio. Debido a nuevos elementos como los celulares, varias personas dentro de la comunidad han perdido la verdadera esencia de su identidad, olvidando el propósito fundamental de los misak. Pedro cuenta con gran reconocimiento dentro del territorio indígena misak, ya que practicar la comunicación en esta zona es riesgoso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Veganismo, un estilo de vida

El veganismo ha sido tomado como una moda en los últimos años, pero ¿qué significa realmente hacer parte de ese movimiento? ¿Qué impacto y alcance tiene?

Florida Blanca, barrio de mil caras

El barrio Florida Blanca ha sido el lugar perfecto para construir una infancia feliz, un lugar de muchos cambios y evoluciones.

Jacobo Celnik: una vida para contar el rock

Perfil realizado por Yarley García para el Taller de géneros periodísticos (cuarto semestre). Comprar un libro es indudablemente tener una cita a ciegas: sea creando historias o documentándolas, el escritor siempre termina dejando a la imaginación un poco de él mismo, de los rasgos de su personalidad y su manera de percibir [...]

Deconstruyendo espacios, creando cultura

Ven y recorre con nosotros los nuevos espacios de transformación cultural de Bogotá.