Facultad de Comunicación Social - Periodismo

Ya es tarde

Como seres humanos, está en nuestra esencia transformarnos constantemente. Y el acto de reflexionar es un proceso de cambio que todos, en algún momento, hemos vivido o viviremos.

Crónica escrita para el Taller de inducción (2021-1, primer semestre) con el profesor Samuel Castillo.

Ya es tarde. El tiempo se fue. Me adentro en mi pasado y recuerdo cada momento de aquella época, en la que cada cosa me asombraba. Esa época donde cada momento lo disfrutaba y esperaba que nunca se acabara. Cada risa, cada llanto, cada descubrimiento, era lo más increíble que había vivido. Pero sin darme cuenta, un día perdí la oportunidad de seguir atravesando esos momentos. Esa época, llamada niñez, me había dejado. Ese ser me había abandonado. Pero ni siquiera se despidió.

Cuando menos lo esperé, ya no pude deslizarme por los toboganes de McDonald’s, ya no pude subir al trampolín, ya no me invitaban a fiestas con piñatas. Y esa nueva época que llegó, llamada adolescencia, no vino igual a la niñez. Resulta que ahora, debo preocuparme por lo que haré el resto de mi vida; a qué me dedicaré, cuáles son mis metas, entre otras preocupaciones que ni en años, cuando era niña, me imaginé tener.  

Un niño a veces se preocupa porque un amigo le devuelva el juguete que le prestó; sólo se preocupa por aprender las vocales, se preocupa por llenar de comida hecha por mamá, su estómago hambriento. ¿Desde qué instante pasé de preocuparme por ganar una competencia de quién tiene la mejor Barbie, a preocuparme por terminar el bachillerato con buenas notas para estudiar una carrera y “ser alguien en esta vida”? ¿Desde qué momento pasé de desear ganar un concurso de baile en una fiesta, a ganar una beca para sustentar la carrera que quiero estudiar?

Ya ahora no tiene sentido arrepentirme de todas las veces que perdí la oportunidad de ser niña, porque ese tiempo lo tuve y ya no vuelve. No me di cuenta que todas esas veces que me negué a ser niña, era porque ya no lo era. Definitivamente para mí, ya es tarde.


Responder a “Ya es tarde”

  1. Leidis Pineda dice:

    El tiempo pasa, nunca se detiene y menos pregunta si estamos preparados para cada salto. Es como un camino que se va acortando a nuestra espalda y nos da la oportunidad de volver atras.

    Excelente Mariangel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Las malas lenguas

Desde distintos formatos, se pretende proporcionar respuestas para entender el origen e importancia de los agüeros y supersticiones colombianas.

Una cena llena de sorpresas

Cortometraje de ficción realizado por Santiago Lozano, Isabel Cárdenas, Cynthia Corredor, Jason Cepeda, Nicole Peñalver, Andrés Velandia, Esteban Feria y Camilo Angarita, para la clase Audiovisual I (quinto semestre), con el profesor Frank Benítez. Este cortometraje realizado con teléfonos móviles cuenta la historia de un matrimonio sumido en la vida rutinaria [...]

Más allá de la mina

La minería se ha convertido en una fuente de oportunidades para muchas familias del municipio de Monguí, en el departamento de Boyacá.

¿”Querer es poder”? ¿Será suficiente?

Foto de secretaria creado por Racool_studio - www.freepik.es

Forzar el éxito en búsqueda del dinero, presión por la nota más alta, sobreesfuerzo que genera ojeras y palidez ¿Es esto lo que amamos? No lo creo.