Facultad de Comunicación Social - Periodismo

‘Somos cachacos’

Bogotá guarda historias ocultas que merecen salir a la luz. En esta revista invitamos a conocer esos datos curiosos de la ciudad.

Revista realizada para las clases de Introducción al lenguaje periodístico y Diseño de la información (tercer semestre, 2021-1), con los profesores Sergio Ocampo Madrid y Orlando Valencia.

En ‘Somos cachacos’ se hablará de las historias menos conocidas por las personas de la capital. Desde un candidato presidencial que estaba loco hasta un edificio que fue removido sin demoler para hacer una avenida importante.

Esta revista busca desempolvar todas aquellas historias de la capital que se han quedado en el olvido o que, incluso, no han sido conocidas por los bogotanos. De hecho, Bogotá tiene tantos datos curiosos que es difícil alcanzar a descubrir todos en una sola edición, lo que complicó la selección, pues no era fácil dejar por fuera elementos como que la capital tiene avenidas con nombres de personas célebres o que Bogotá es un lugar en el que la cultura se puede disfrutar en cada calle.

Queremos mostrar una ciudad llena de historias increíbles que han marcado tanto a los capitalinos como al país entero. Aquí conocerá sobre un fenómeno inexplicable, un asesino psicópata y hasta los fantasmas del barrio más antiguo de la ciudad. En pocas palabras, un contenido que fue previamente seleccionado para que usted se intrigue, asombre y divierta, pero sobre todo, para que conozca más sobre la historia de Bogotá.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Microrrelatos de amor, desamor y toxicidad

El amor sí tiene límites y nunca es demasiado apresurado trazarlos. Cinco historias para reflexionar sobre el amor, el desamor y la toxicidad.

Revista AsfaltArte

Las calles de las ciudades de nuestro país están llenas de arte y de personas que se dedican a regalarle felicidad a los transeúntes.

Pintar es un deporte de alto riesgo

El grafitti requiere valor, pintura y voluntad. Se puede pintar donde sea, siempre y cuando seas lo suficientemente temerario para hacerlo.

La otra escuela

En Boyacá, como en otras zonas veredales del país, los niños acuden a la escuela para buscar su futuro, aunque no siempre obtienen educación de calidad.