Facultad de Comunicación Social - Periodismo

Pleasure time

Es vital que el empoderamiento femenino esté directamente ligado a la sexualidad, que también es una herramienta de liberación.

Experimento social realizado para la clase Flujos de trabajo en la industria audiovisual (séptimo semestre, 2020-1), con la profesora Carolina Robledo. 

La sexualidad femenina aún sigue siendo un misterio, y por eso es importante conocer y manejar el lenguaje correcto para abordarla. Para encontrar ese lenguaje cotidiano y de confianza decidimos entrevistar a dos parejas que mostrarán sus puntos de vista acerca del tema, dejando de un lado los tecnicismos, el morbo, y prejuicios.

Normalmente se habla de ella desde dos extremos: el técnico, usando términos cómo “estimulación” “punto g” “lubricación”, etc., en el otro extremo, se habla del tema utilizando lenguaje morboso que relaciona directamente al placer femenino con algo inmoral o indebido.

Como resultado de estos asuntos lingüísticos, viejos factores relacionados con lo religioso, lo tradicional, y el machismo, evitan que las mujeres encuentren en su sexualidad una herramienta importante para darle trascendencia al discurso de empoderamiento femenino.

Quisimos indagar sobre nuestro uso cotidiano del lenguaje en relación con la sexualidad femenina y este fue el resultado:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Rostros de reconciliación: una mirada a la reincorporación

Serie web realizada por Nicolas Llano, Laura Viviana Rojas, María Paula Calderón, Paola Poveda, Paula Molano, Paula Vallejo, Daniela Arias y María José Correa para la clase Flujos de trabajo de la industria audiovisual, con el profesor Juan Manuel Nieto. Cansancio, dolor, arrepentimiento, dignidad y solidaridad; estas son algunas de las palabras que se le vienen a la mente [...]

Síndrome de enclaustramiento

Así suena la historia de Jennifer, una mujer que estuvo encerrada en su propio cuerpo durante ocho años.

Voy en camino, una ficción sobre el tiempo mal invertido

Cuando reflexionamos sobre nuestras decisiones más radicales en la vida, podemos descubrir que es tarde para rectificar el camino.

Jaula mental

Los barrotes están en nuestros pensamientos.