Facultad de Comunicación Social - Periodismo

Los cuatro días de la corona

Por las venas del carnaval corren la guachafita, la recocha, el sonido del millo y el movimiento de caderas al sonar los tambores.

Video realizado para la clase de Introducción al lenguaje audiovisual (primer semestre, 2022-1), con el profesor Ricardo Núñez.

Aquí se sueña con grandes batallas de flores y escuchar a Barranquilla rugir en noche de coronación, contagiarse de la alegría de la bella arenosa y llenarse de su sazón.

Disfraces, comparsas y grupos de bailarines se dan cita en este gran evento para hacer realidad esos tan anhelados días de festejo en la ciudad. Todos buscan lo más llamativo que encuentren en casa, las calles son testigo de los curramberos de sangre, la maicena es la mejor aliada que hay y las “frías” serán las que te acompañarán.

¡Huepajé! será la frase más escuchada, los gritos de felicidad y la sensación de que te duelan los pies por bailar el día entero es lo mas satisfactorio que encontrarás, ver a la reina bailar y disfrutar es lo que te llenará de orgullo.

Barranquilla se muestra en su máximo esplendor, la reina con su sonrisa marcará historia, Joselito es la viva muestra del carnaval pero por tomar tanto muere el ultimo día de festejo. ¡Ey! es seguro que te gustará tanto qué cuando tengas que irte querrás quedarte y cuando no estés querrás volver.

 


2 Respuestas a “Los cuatro días de la corona”

  1. Alicia Barbosa Mercado dice:

    Felicitaciones familia Noriega

  2. Carmen dice:

    Espectacular.
    Felicidades,!,!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Oblivion

El miedo al olvido es una preocupación cada vez más frecuente y sus consecuencias pueden ser fatales.

24 horas

Una miniserie de ficción donde la sociedad envejece a los 19 años. Billy y Ella se conocen un día antes de cumplir esta fatídica edad.

Abrasémonos: para avivar el espíritu colaborativo

La cultura colaborativa como factor indispensable para el crecimiento comunitario.

Hip cultural, dale un giro a las oportunidades

Llegó la hora de cambiar la forma en que los jóvenes encuentran oportunidades.