Facultad de Comunicación Social - Periodismo

La evolución del periodismo colombiano

A pesar de los repentinos despidos del último año en grandes medios, la visión del periodismo es optimista: se habla del renacer en el mundo digital.

Reportaje realizado para el cubrimiento especial del Festival Gabo 2019, con la profesora Mónica Parada Llanes. 

A pesar de los repentinos despidos del último año en medios tradicionales como El Tiempo, Televisa y Semana, la visión del periodismo sigue siendo optimista. Más allá de despidos masivos por una crisis o deterioro del periodismo se habla del renacer del periodismo en el mundo digital.

La rentabilidad se basa en el fortalecimiento de las plataformas digitales, la creatividad, rigurosidad y el carácter son los aspectos que definen el buen periodismo y son estos factores los que deben primar en las redes. Sin embargo, Jineth Bedoya, subeditora de El Tiempo, manifiesta que el mundo tecnológico es un arma de doble filo que puede hacer caer al periodista en el facilismo, a que este no investigue ni indague correctamente y así mismo deteriore la calidad de la noticia.

En el campo económico la publicidad de los medios pasó a un segundo plano, muchos están acudiendo a los suscriptores para su sostenimiento y por esta misma razón el adaptarse a formatos, audiovisual por ejemplo, que según Cristina Castro, periodista de Semana, son los más consumidos por los colombianos, permiten las posibilidades de divulgación y reconocimiento de la información que es vital para transformar la sociedad.

La revolución del periodismo colombiano
Los despidos masivos del último año han generado miedo e incertidumbre sobre el futuro del periodismo. Los problemas económicos, la desconfianza del público frente a las instituciones y el poder de la prensa y la adaptación a las nuevas tecnologías amenazan fuertemente a los medios de comunicación.

En el caso colombiano, la posverdad, las falsas noticias y el odio, generan un panorama lamentable para los medios, que a su vez afectan la democracia del país.

Las nuevas tecnologías permiten una amplia difusión de la información incrementando las oportunidades de divulgación de los medios; sin embargo, perjudican el campo económico que lleva a los medios a migrar de la publicidad a la suscripción de sus públicos y a buscar la manera de mantener una audiencia por medio de la creatividad y el carácter.

Consumo de contenido nacional
El público de los medios de comunicación ha logrado adaptarse fácilmente a las nuevas tecnologías, consumiendo noticias y otros contenidos por medios de las redes sociales, principalmente.

El reto más grande de los medios está en la capacidad de crear contenido llamativo e innovador, para lograr una transformación social y generar que los periodistas luchen contra el llamado “contenido basura”, basado en el morbo, la mentira y las tendencias sin fondo que son los que más atraen y se viralizan.

En Colombia el panorama es devastador, a pesar de que el video es el formato que más está atrayendo el público por su facilidad de acceso y difusión, hoy en día el contenido predilecto por el público es el de carácter liviano, corto y emotivo, generando así una disminución de la calidad de la información y la profundidad de las noticias.

Educación
La crisis del periodismo ya ha golpeado a los futuros profesionales, pues la educación también está perdiendo credibilidad gracias a las declaraciones de grandes periodistas del país, pero rendirse no es una opción.

Aquellas facultades que rechazan estas declaraciones han luchado por engrandecer el oficio, la Universidad Externado posee el medio Conexión Externado en donde se publican los mejores trabajos que los estudiantes realizan a lo largo del pregrado, al igual que cerosetenta, de la Universidad de los Andes, que se destaca por la calidad de sus artículos de opinión y crónicas.

Desde la academia se deben seguir impulsando estas ideas para que los nuevos periodistas puedan mostrarse con productos con rigor y calidad que enaltezcan la carrera y que esta vuelva a ser ese contrapoder que hacía temblar a los poderosos.

Migración de suscriptores
Uno de los mayores retos para cada medio es poder vivir de las suscripciones y mantener la calidad de su contenido, en aras de no seguir atados a los grandes conglomerados a quienes no les conviene el periodismo de calidad.

En un país donde los medios tradicionales son propiedad de entidades como el Grupo Aval, la organización Ardila Lülle y el grupo Santodomingo, publicar información se vuelve un dolor de cabeza a sabiendas de que hay publicaciones que no son muy favorables para la marca que pauta a la entidad.

El reto está en cambiar el modelo económico para que el periodismo de calidad sobreviva y prospere con las suscripciones y la tranquilidad de poder informar libremente sin temor a sufrir despidos o recortes presupuestales.

Marca vs. mensaje
Los productos realizados por los medios empiezan a tener credibilidad si la marca tiene fuerza. Por lo general, las personas prefieren informarse a través de medios de comunicación conocidos, con una credibilidad acreditada.

Es fundamental tener en cuenta que aunque la credibilidad y la marca son importantes y son una referencia al momento de consumir contenidos, la información es lo que prima cuando se piensa en hacer público un producto. No está mal que para las personas prime la marca sobre el producto, si este tiene reconocimiento es porque lo ha obtenido arduamente ganándose la confianza del público.

Sin embargo, existen productos que no se publican necesariamente en los grandes medios y no por eso son falsos o mal elaborados. Lo fundamental en estos casos es que la información sea corroborada e imparcial, y como argumenta Pepa Bueno, que las personas se eduquen para ser críticos de todo lo que consuma.

Reinvención
La lucha por la información veraz y rigurosa está atravesando uno de los momentos más complejos en su historia, por esta razón, los medios necesitan de una reinvención constante para poder seguir informando a los ciudadanos.

Medios como Semana o El espectador son ejemplos claros del uso de suscripciones y del uso de la creatividad para tratar de reinventarse, ya que son dos que empezaron con el formato de noticias o de transmisiones en vivo por las redes sociales.

Ahora, no solamente se tienen que quedar encasillados en estos dos aspectos, sino que continuar siendo creativos al momento de idear planes para lograr ese cambio de rumbo que les va a permitir continuar difundiendo sus contenidos a las personas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

La sangre es independiente

Mónica Baró representa a la independencia del periodismo latinoamericano, pero con mayor énfasis el cubano, el revolucionario.

Las mujeres jóvenes y su lucha por la reivindicación de sus predecesoras

Entrevista realizada por Alejandra Restrepo, Sebastián Cortés, Juan Diego Acosta, Diego Albornoz, Angie Salamanca y Daniel Celis para el cubrimiento especial del Festival Gabo 2019, con la profesora Mónica Parada Llanes. Luciana Peker se ha destacado por el activismo desde el periodismo de género. Muchas veces en los medios de [...]

Conoce a los ganadores de los Premios Gabo 2019

Entrevistas realizadas por Camila Ortiz, Andrés Salgado, Camilo García, Valeria Múnera, Cristian Angulo, Carolina Aristizábal, Alessandra Puccini, Pamela Monroy y Karol Gómez para el cubrimiento especial del Festival Gabo 2019, con la profesora Mónica Parada Llanes. En la séptima edición que se realizó de esta premiación sobresalieron los problemas sociales [...]

La liberación de Brigitte

A Brigitte Baptiste la registraron como hombre en su acta de nacimiento y creció siendo Luis Guillermo. Luego de 35 años decidió volver a nacer para convertirse en lo que siempre quiso ser, una mujer.