Facultad de Comunicación Social - Periodismo

La indiferencia

¿Deberíamos normalizar la violencia de género y los feminicidios?. Aparentemente, nuestra sociedad es sorda ante los hechos

Podcast realizado para la clase Lenguaje Sonoro (primer semestre 2019-2), con el profesor Sergio Jiménez.

El feminicidio es común en Colombia; las mujeres guardan silencio por temor, amor o ignorancia.

¿Te parece descabellada la idea de que la próxima victima puedas ser tú? En realidad no lo es: en los primeros 45 días de 2020 fueron asesinadas 20 mujeres en Colombia y, según cifras de la Fiscalía General de la Nación, entre enero y junio de 2019 se reportaron más de 10.000 casos de violencia contra las mujeres, esto sin contar los miles de casos que no son reportados, en los que lamentablemente las mujeres callaron y en los que, probablemente, el silencio las condujo a la muerte. Se trata de una realidad perturbadora, pero poco pensamos en eso: aparentemente hay cosas más importantes por las que preocuparse.

La sociedad tiende a minimizar el fenómeno, argumentando que se pudo evitar,  (ella lo pudo dejar, para qué se juntaba con ese hombre, por algo seguía con él, seguro sabía las consecuencias), lo que nadie sabe es que el silencio es la única opción para muchas mujeres en el mundo, mujeres que llevan su vida sigilosamente por miedo. Lo incorrecto es juzgar las decisiones ajenas, pues ignoramos las razones que les impiden hablar sobre sus problemas, o suponer que estos hechos se presentan con más frecuencia en determinados sectores de la sociedad. No sabemos si el feminicidio tiene origen cultural, pero la dependencia económica, la inseguridad de las mujeres en sí mismas, los chantajes e incluso la vergüenza suelen ser parte de este doloroso fenómeno. El feminicidio se menciona en los medios y en las calles, pero el silencio de las víctimas sigue impidiendo que llegue a tiempo la ayuda.

Y esto tiene que cambiar.

Ponte tus auriculares y haz clic para escuchar este relato en primera persona del caso de una mujer que toma conciencia al ver que su vida corre peligro por las constantes agresiones de su pareja. Una historia de ficción inspirada en la vida real, que invita a reflexionar y concluir que el silencio no es nuestro aliado:

 


Responder a “La indiferencia”

  1. Ana osorio dice:

    Me alegra mucho pensar que está Sociedad se está dando cuenta que el silencio que guardan las mujeres víctimas de la violencia son uno de los principales factores por los cuales no llega a tiempo la ayuda. Mujer valorate y amate no dejes que nadie apague tu llama. Que gran trabajo Viviana Matiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Colombia, tierra de mujeres

Entrevistas cortas en las que conocerán la historia de mujeres colombianas que no han podido amplificar su voz.

¿Cómo suenan las problemáticas sociales?

La intolerancia hacia la población trans, los asesinatos de líderes sociales y el maltrato animal son los protagonistas de estas piezas sonoras. 

Violencia en el Caribe colombiano

Los recuerdos de muchos colombianos están permeados por el rastro que dejaron los grupos armados ilegales y el Cesar no fue la excepción.

Nictofobia, el temor de la noche

La nictofobia es el miedo irracional a la oscuridad y provoca que se pierda el sentido de la realidad.