Facultad de Comunicación Social - Periodismo

Una escritora joven y su novela controversial

Daniela Cubides cuenta su experiencia de escribir la exitosa novela juvenil "Mi hermanastro", siendo adolescente y cómo manejó el éxito que le trajo.

Entrevista realizada para la clase Introducción al lenguaje periodístico (tercer semestre, 2020-1), con la profesora Laila Abu Shihab.

Daniela Cubides es una joven de 22 años, rubia, sus ojos son de color café y su piel es blanca, tiene un característico lunar en la mejilla, al lado de la nariz. Prefiere que la llamen Dani Cubides, porque Daniela le parece muy serio. Estudió Comunicación Social-Periodismo en la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá, ciudad donde nació. Iba a graduarse en marzo del 2020, pero la pandemia por el nuevo coronavirus hizo que cancelaran su grado. “Tuve la opción de pedir mi diploma por ventanilla, pero con mi mamá decidimos esperar a que todo esto acabara y yo pudiera tener mi grado como se debe”, aclara.

Hablé con ella por medio de una videollamada en Zoom, porque por medidas de prevención de contagio tampoco pudimos reunirnos. Hablamos durante una hora, contó su experiencia de ser una escritora joven y cómo fue involucrarse en el mundo de la literatura por medio de una plataforma digital.

A los 15 años Daniela comenzó a escribir una novela juvenil en Wattpad, llamada “Mi Hermanastro”. Wattpad es una plataforma digital que le permite a sus usuarios leer y escribir historias de todo tipo, desde ficción hasta romance. En el 2019 la aplicación contaba con más de 70 millones de usuarios en todo el mundo y más de 2 millones de escritores. Daniela era una de esas escritoras, y “Mi Hermanastro”, su novela, llegó a tener más de 30 millones de lecturas en la plataforma. Después del éxito de su historia, Editorial Planeta, una de las editoriales más grandes de Hispanoamérica, contactó a Daniela para publicar su libro en físico y extenderlo, convirtiéndose así en una trilogía.

Actualmente Mi Hermanastro cuenta con tres entregas: “Mi hermanastro: el cuarto de los deseos”, “Mi Hermanastro: el vacío entre nosotros” y “Mi Hermanastro: Catarsis”. La premisa es sencilla: “¿Qué pensaría tu familia si descubren que estás locamente enamorada de tu hermanastro?”

¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?

Yo de chiquita leía un montón, pero el primer libro que devoré y me encantó fue “Hush Hush”, de Becca Fitzpatrick (“Hush Hush” es una saga juvenil, publicada por ediciones B, que es Best Seller. Cuenta la historia de amor entre Patch Cripriano, un ángel caído, y Nora Grey, una humana.) Yo me acuerdo que estaba súper emocionada con ese libro, fue por ese libro que yo me adentré en la lectura, en la literatura y en Wattpad.

¿La lectura es un hábito de tu familia? O es más cosa tuya…

Es más cosa mía. A mi mamá no le gusta leer, a mi papá tampoco. La vena de la lectura fue algo que se formó en mí en el colegio. Cuando estaba en octavo y noveno nos ponían a leer libros muy interesantes y si encuentras un libro que te llama la atención, te enganchas. Empiezas a buscar más libros, más contenidos, más temas. Entras al mundo de la literatura y ahí te quedas.

¿Siempre quisiste ser escritora?

No, yo no tenía en mente ser escritora, nunca lo imaginé, no era parte de mi proyecto de vida, yo quería estudiar derecho, era algo que nada qué ver (risas). Cuando empecé a escribir mi libro no lo hice con la intención de publicarlo. Lo que me sucedió fue una bendición, un golpe de suerte, como quieran llamarlo. Yo no tenía en mente ser escritora, pero se dieron las cosas. Hay gente que se jode, que lucha por publicar sus libros, que estudia literatura y no logran ser publicados, y a mí la editorial me llegó sola…

¿Cuál era tu proyecto de vida?

A mí siempre me ha gustado indagar, leer, escribir… cuando estaba en once llegó el momento de elegir carrera, yo estaba decidiendo entre periodismo, publicidad o derecho. Cuando salió la oportunidad de publicar mi libro todo el mundo me decía “¿por qué no estudias literatura?”, pero eso no era algo con lo que yo hubiera soñado toda mi vida y no lo iba a hacer solo porque me salió la oportunidad de publicar mi novela, no. Yo no iba a estudiar literatura porque sí. Aunque la oportunidad de publicar mi novela influyó un poco en la decisión que tomé. Decidí estudiar periodismo porque era una carrera que no se desligaba de la escritura.

Es decir que para ti la escritura es un hobby…

Si. Yo en el colegio estaba muy centrada en mis estudios, en la universidad también, lo que yo hice fue alternar mis estudios con la escritura.

Supe que tus papás te trataron de “loca” y te castigaron cuando descubrieron tu novela, ¿qué te dijeron?

Si, me castigaron, fue horrible. Mis papás son separados, se odian, pero un día se reunieron y me dijeron “tenemos que hablar”, y yo dije “ush, esto es grave”. Me dijeron: “Es que encontramos tus redes sociales y sabemos que estás escribiendo una historia” y yo dije “jueputa, aquí fue”. Cuando nos sentamos los tres a hablar me gritaban, mi mamá lloraba y me decía “¿¡Qué tipo de cosas estás escribiendo!? ¡Tú estás muy chiquita para escribir estas cosas! ¿Tú de dónde sacas esta vaina? Dame tus redes sociales ya o te vas a arrepentir toda la vida”, yo se las di en ese momento. Me quitaron el celular durante ocho meses y me cambiaron de colegio, eso pasó mientras cursaba once. Después de un tiempo mi mamá me dijo que si yo no le hubiera dado las contraseñas de mis redes sociales no me llevaba al concierto de One Direction, yo ya me las olía y por eso se las di.

¿No intentaste defender tu novela, defender lo que habías escrito?

No, yo tenía 15 años, era una historia de full sexo, ¿qué les iba a decir? También me daba como pena.

¿Ese castigo afectó tu proceso de escritura?

No. Yo creo que gracias a ese castigo mi novela tuvo éxito. Yo dejé de actualizar por ocho meses y la gente empezó a preguntar dónde estaba y porqué no actualizaba. Así mi novela se posicionó en el ranking de las más comentadas. Cuando volví a mirar ya tenía un millón de lecturas. (En wattpad)

Ahora que “Mi Hermanastro” ha tenido tanto éxito, 30 millones de lecturas en digital y más de 10 mil copias físicas vendidas, ¿qué piensan tus papás?

Mi mamá antes de que me contactara la editorial ya me había dicho que si quería escribir no me lo iba a prohibir, me dijo que entendió que no podía privarme de algo que me gustaba, que siguiera escribiendo, y yo pensé “ah bueno, igual ya lo hago a escondidas” (risas). Yo seguí con mi libro a espaldas de mis papás y cuando nos contactó la editorial quedamos confundidas. Mi mamá me dijo: “¿Usted qué concurso se ganó?”. Cuando fuimos a la editorial ya nos dijeron que querían publicar mi historia y que la querían extender a tres libros. Mi mamá me apoyó en todo momento mientras lo escribía y me promocionaba en el trabajo. Pero hasta hace seis días se leyó mi primer libro, ¡después de seis años!

¿Qué dijo tu mamá sobre tu libro?

Que era un libro para niñas, que era muy chistoso (risas). Me dijo que había cosas que ella no entendía. Tengo varias referencias a One Direction en el libro, debe ser por eso.

Cuando pensaste la historia iba a ser solamente un libro, después Editorial Planeta te dice que debes convertir tu historia en una trilogía ¿cómo lograste repensar la historia?

Fue súper duro, pero conté con la ayuda de mi editora. En mi cabeza el final que le había dado en Wattpad era ese y ya, ¿qué más le iba a meter? Eso era todo. Tuve que cambiar cosas, seguir con el drama, aunque no fue problema, el drama se me da muy bien (risas).

Presentar una historia de amor entre hermanastros es controversial, algunos lo califican como incesto, ¿Crees que tu libro realmente presenta una relación prohibida? 

Yo creo que presenta una relación real, pero la gente no está preparada para esa conversación (risas). Es un tabú que tienen, creen que los jóvenes no tienen sexo. Y aunque una relación con un hermanastro no sea normal o tradicional, puede pasar. Igual siempre especifico que ellos no tienen ningún vínculo sanguíneo, es una cosa más moral. Pero ese tipo de relaciones existen y es momento de quitarse la venda de los ojos, uno se puede enamorar de cualquiera, en cualquier momento y a cualquier edad.

Te llamaban insultándote por tu primer libro…

Sí, me llamaban y decían que a mi quién me daba el derecho de hablar de ese tipo de cosas, que yo quién putas me creía para tratar esos temas. Los papás emputados me decían “¡mi hija está leyendo tu libro!” y yo “¡pues contrólela!”. Que no me vengan a echar la culpa a mí de lo que lean sus hijos o lo que hagan, échenle ojito a lo que hacen sus hijos y dejen de idealizarlos. Los jóvenes de hoy saben mucho de sexo.

La crítica más recurrente de tu libro es que es muy cliché, ¿qué hace a tu historia diferente?

Yo creo que sí está lleno de clichés, y justamente eso la hace diferente. Hay cosas que se repiten en mi libro y todos los libros, pero yo puedo coger ese cliché y ponerlo en una historia interesante. Porque los clichés no siempre son interesantes, ¿sabes? Pero mi cliché es tan chévere, es tan divertido y llama tanto la atención que a la gente le gusta. Digo: esto está muy aburrido, ¡matemos a alguien! Y así suceden cosas que no te esperas.

¿Cómo lograste superar las críticas?

Al comienzo me iba a morir (risas). Yo tenía 16 años, pasé de ser anónima a estar en las redes sociales y en las criticas más hijuemadres de los medios de comunicación y los youtubers. La gente me odiaba. Yo lloraba y decía “¿por qué me dan tan duro? ¿qué daño les estoy haciendo?”. Igual yo era masoquista, si yo no leía un comentario, lo buscaba, ponía mi nombre en el buscador y veía todo lo que decían de mí. Ya luego dejé de ponerles atención, empecé a bloquear e ignorar los comentarios negativos. Si había una crítica constructiva la anotaba porque yo sé que mi libro no es perfecto. Pero es que había comentarios horribles, ¡había gente que decía que se limpiaba el culo con mi libro!

La primera entrega de “Mi Hermanastro” la subías por capítulos a Wattpad, las personas comentaban tu historia a medida que la ibas subiendo, ¿eso dificulta el proceso de escritura?

No, así es mucho más fácil. Es una forma de escribir más chévere porque yo escribía conforme lo comentaban. El libro no fue solamente escrito por mí, a mí me decían “oye, sería super cool que tuvieran un accidente” y yo “Sí, super cool”, y ¡pum! Tenían un accidente. Eso lo hacía mucho más interesante, yo escribía lo que ellos querían, creo que también le debo el éxito a eso.

El segundo libro lo escribiste sola, sin recibir los comentarios de tus lectores a medida que lo escribías, ¿cómo sentiste ese cambio?

Fue más complicado, pero siento que hice un buen trabajo. Yo estaba muy asustada porque no sabía si lo que estaba escribiendo les iba a gustar, pensaba mucho en eso hasta que dije: voy a escribir algo que me guste a mí, al fin y al cabo, yo soy una niña de 16 años escribiendo para niñas de 16 años. Yo sabía cuáles eran las tendencias, si me gustaba a mí, estaba bien.

¿Cómo fue tu experiencia en la Feria del Libro de Bogotá del 2015? ¿Cómo se sintió estar firmando tu libro y no esperando la firma de un autor?  

Yo estaba muy asustada. Dije: “No va a venir nadie, voy a ser de esos autores chiquitos que se quedan esperando gente”. No quería ilusionarme ni desanimarme. Aparte, ¿quién iba a comprar un libro que estaba gratis en internet? Pero llegué al auditorio y eso estaba repleto de gente. Y yo en shock, mi mamá en shock, la editorial en shock (risas). Fue increíble, ese día me escoltaron, me hicieron segundo día de firmas, la gente me abrazaba… yo ese día me la creí, por fin me creí que ya tenía un libro publicado por una editorial. Dije “¡Oh My God esto es real!”.

¿Qué ha sido lo más impactante que te ha dicho un lector?

El año pasado (2019) me pasó que una niña fue con los papás, yo le firmé el libro, de repente la mamá se me acerca y me dice que estaba agradecida conmigo, que su hija estaba en malos pasos y que cuando descubrió mi libro se quedó en la lectura, que se encaminó, dejó los malos hábitos ¡y empezó a llorar! Yo estaba en shock agradeciéndole el apoyo hacia mí y hacia su hija.

¿Estudiar periodismo cambió tu forma de escribir?

Uff (suspira) ¡un montón! Cuando escribí el primero yo era virgen, no había tenido novio, no había vivido nada, escribía basándome en otras cosas que leía. Pero ya cuando entré a la universidad yo hice y deshice. Estuve los 4 años de la carrera sin escribir, me desconecté mucho del libro y la escritura porque estaba más centrada en mi carrera. Pero después de esos 4 años cuando lo retomé era más consciente, más madura, y eso se nota en el tercer libro. La protagonista (Valery) es más centrada, sentía pasión por el estudio y el trabajo. El primero y el segundo libro los escribí con 15-16 años, ya para el tercero tenía más referencias periodísticas, más vivencias y se nota.

¿Hay parte de tu vida en ese tercer libro?

No tanto de mi vida, pero sí de temas de mi vida. Por ejemplo, en el tercer libro hablo mucho de las relaciones tóxicas. Yo viví una pero lo que está en el libro no es exactamente lo que me pasó, es solo el tema. Yo sentí que en los primeros libros había normalizado mucho las relaciones tóxicas en donde el man era una basura de tipo y uno se aguanta esas cosas y pues no. En el tercero quise cambiar eso.

¿Cambiarías algo de tus libros? Como el tratamiento que le diste a las relaciones tóxicas, por ejemplo…

En un punto sí quise cambiarlo todo y dije “Dios, yo por qué escribí esto” (risas). Pero en el fondo eso fue lo que llamó la atención de muchas niñas, y creo que tuve la oportunidad de iniciar así y luego mostrar que esas relaciones están mal, que pueden cambiar, que todo puede ser diferente y me gustó. Me gustó iniciar una historia tan básica, plana e inmadura y terminarlo en algo así más maduro, me parece más cool haber hecho esa transición

Tienes otras historias en Wattpad, entre ellas “De cabeza”, “Sacrifice” y un fanfic (relato de ficción escrito por fans) de Harry Styles llamado “solo una fan más”, ¿Son historias que también piensas publicar en físico o se quedarán en Wattpad e iniciarás nuevos proyectos?

Ay dios… ay dios… no, no, no (risas nerviosas). Esas son para Wattpad forever. De hecho, el fanfic fue el primero que yo escribí, está con mi nombre y todo, “Harry y Daniela” y oh shit ahí se van a quedar.

¿No piensas acercarte de nuevo a la literatura juvenil?

No, yo ya cerré el ciclo con la trilogía y ahora me gustaría enfocarme en mi carrera. Me gustaría hacer una crónica o un reportaje, algo así muy bacano. A mí me encanta mi carrera y tengo muchas ideas. Pero no sé, yo a veces soy loca y se me ocurren ideas locas. Si se me ocurre alguna idea chévere, seguro la escribo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Florida Blanca, barrio de mil caras

El barrio Florida Blanca ha sido el lugar perfecto para construir una infancia feliz, un lugar de muchos cambios y evoluciones.

La fiesta del mariachi

La pasión por la música y la búsqueda de oportunidades laborales reúnen a estos músicos en cada evento social y cultural en Colombia.

Bienbenio a tiela suto Palenque

Conozcamos desde sus habitantes un tesoro infravalorado de Colombia: San Basilio de Palenque, el primer pueblo negro libre de América.

Bogotá 3/4

Bogotá 3/4 es una revista de gastronomía que le da a sus lectores recomendaciones culinarias alrededor de la ciudad.