Facultad de Comunicación Social - Periodismo

La vida de los emberá en Bogotá

Imagínate llegar a una ciudad y vivir bajo precarias condiciones. Así es la vida de los emberá, hacinados en el centro transitorio La Rioja.

Reportaje realizado para la clase de Audiovisual II (sexto semestre, 2022-2), con el profesor Carlos Bedoya. 

La Rioja es un centro transitorio apto para máximo 300 personas. Al momento de realizar el reportaje vivían allí más de 1.000 miembros de la comunidad emberá desplazados hacia Bogotá. Se conoció de su situación gracias a las protestas y manifestaciones en el edificio Avianca en 2022. Sin embargo, el trasfondo de la situación es mucho más grave de lo que parece.

La comida y las condiciones de salubridad son los problemas más graves. Pese a que la alcaldía provee alimentación, los emberá se quejan porque es comida que su comunidad no está acostumbrada a ingerir y por lo tanto la comida se pierde. Con el agua, la situación es tan grave que incluso enfermedades se han registrado por su consumo. Más y más personas llegan buscando un refugio que brinde una calidad de vida aceptable, pero la realidad es otra.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Parasomnia, un mal sueño

¿Realmente sabes lo que pasa cuando cierras los ojos? La mente tiene un poder inalcanzable para crear nuevos mundos a través del sonido.

El periodismo como un medio para construir mejores sociedades

El periodismo puede cambiar el mundo y por eso enfrenta múltiples desafíos.

Ética para narrar el conflicto: una entrevista con Jesús Abad Colorado

“Yo creo en un construcción de la paz en donde todos podemos aportar, el periodismo y las ciencias sociales son necesarias para transformar eso".

Jacobo Celnik: una vida para contar el rock

Perfil realizado por Yarley García para el Taller de géneros periodísticos (cuarto semestre). Comprar un libro es indudablemente tener una cita a ciegas: sea creando historias o documentándolas, el escritor siempre termina dejando a la imaginación un poco de él mismo, de los rasgos de su personalidad y su manera de percibir [...]