Facultad de Comunicación Social - Periodismo

La nueva era de la información fast food

Si bien las tecnologías han contribuido a facilitar la vida cotidiana del ser humano, también han causado cada vez más mentes distraídas.

Trabajo realizado para la clase de Comunicación estratégica en la web 4.0 (séptimo semestre, 2021-1), con la profesora Catalina Restrepo.

Si bien las tecnologías han contribuido a facilitar la vida cotidiana del ser humano, también han causado cada vez más mentes distraídas. Esto incide en el incremento exponencial de información en la era digital, lo cual, transforma la comprensión del mundo y conlleva a nuevas asimetrías que al parecer las personas eluden o a las que no le dan importancia suficiente porque quizás no se dan cuenta de los efectos negativos que traen.

Son los nuevos espacios digitales los que ahora tienen el protagonismo, aquellos en los que se congrega la ciudadanía, por ejemplo, las redes sociales, los servicios de streaming, plataformas de edutainment, entre otros, los cuales consumen cada vez más una dosis importante de atención en las personas. Las personas creen que por el hecho de “contar con acceso a tecnología, conexión a internet y habilidades digitales básicas, uno puede estar en una posición de privilegio, cuando en realidad es posible que ocurra todo lo contrario” (Cristóbal Cobo, 2019), pues usualmente se cree que la información nunca hace daño; no obstante, la información consume atención, así que el exceso de información se traduce en escasez de atención.

Para ejemplificar lo anterior hablemos de la cuarentena durante la pandemia, las personas recibían tanta información a través de aplicaciones y redes sociales que ya no prestaban atención a lo que pasaba sino simplemente se conformaban con lo superficial, lo irrelevante, ya no se detenían a leer de manera consciente y reflexiva. De ahí que una sobredosis de información paraliza la toma de decisiones y muchas veces, como señala Cobo, “se opta por la solución más fácil, que es «elegimos no elegir», y priorizamos la velocidad por sobre la profundidad”.

  


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *