Facultad de Comunicación Social - Periodismo

Para avanzar, vamos a parchar

La unión hace la fuerza y establecer sólidos lazos de confianza es fundamental para el desarrollo de una comunidad.

Estrategia diseñada para la clase de Comunicación Estratégica (séptimo semestre, 2020-1) con la profesora Sonia García.

Cuando luchar contra la corriente es más frecuente que desayunar, confiar parece algo imposible. El trabajo en equipo siempre será un aliado, incluso, cuando el entorno sea el más hostil. Una comunidad con lazos fuertes de confianza está destinada a trascender.

Hay que parchar más para fortalecer el sentido colaborativo en la comunidad del barrio Egipto. Los jóvenes son clave para generar un cambio en los imaginarios violentos que se tienen sobre este lugar y su gente, para emprender y asociarse de cara a proyectos que puedan impulsar el conocimiento y progresar.

“A parchar” busca construir espacios donde los miembros de la comunidad puedan interactuar y empezar a asociarse alrededor de aquellas cosas que les gustan para a la postre ver como se puede rentabilizar el tiempo libre y sus actividades de ocio.

A partir del reconocimiento de cada uno de los aspectos por los que la comunidad del barrio Egipto de la localidad de la Candelaria en Bogotá es capaz, con el paso de los días, y a través de la consolidación de de un sentido de colaboración más fuerte en la comunidad, de convertirse en una sociedad colaborativa. Se trata de un barrio de estrato no clasificado, lleno de contrastes, en el que conviven todos los estratos, desde el 1 hasta el 6.

La violencia ha sido uno de los factores, si no el principal, que más ha relegado a la comunidad del barrio Egipto durante varias décadas. Enfrentamientos que han sido forjados por parte de distintos grupos u organizaciones pandilleras que veían en este tipo de actos un refugio y un sosiego ante la falta de oportunidades y la escasez de pensar que a largo plazo tendrán una vida llena de prosperidad en aras de lo laboral, social y económico.

Estos grupos que se forjaban tenían como objetivo “proteger” a la comunidad ante sus similares de otros barrios que acudían a Egipto con el fin de estimular el microtráfico en colegios, parques y sus alrededores, para, encontrar en las nuevas generaciones adeptos a estos negocios sucios, además de buscar venganzas, riñas u otro tipo se situaciones violentas.

En este barrio habitan aproximadamente 23.000 personas, muchas con grandes índices de pobreza debido a la gran brecha social que se genera por el escaso acceso a herramientas tecnológicas y a la educción. Muchos jóvenes buscan medios para ayudar económicamente a sus familias y se alejan de los procesos formativos y educativos, por esto la universidad Externado está creando bibliotecas en donde los jóvenes pueden participar, pues no existen eventos donde los mismos generar un sentido de cooperación.

Los jóvenes buscan una gratificación instantánea de placeres, están muy informados sobre novedades tecnológicas y desean adquirirlas, pero algunos tienen dificultad para acceder a ciertos dispositivos o servicios y los adultos a pesar de que pueden acceder con mayor facilidad a lo digital, no sienten confianza para hacer uso de la información. Además se considera que para poder solucionar estos problemas a través de una reflexión socio-cultural se debe capacitar a los individuos a partir de una orientación psicológica, de esta manera se le pueden brindar alternativas respecto a la resolución de problemas.

El barrio tiene un amplio registro en medios tradicionales de comunicación, mediante el análisis de publicaciones en revistas y periódicos y encontramos que principalmente hablaban del Festival de Reyes que es llevado a cabo en la iglesia principal del barrio. También se ve cómo muestran a esas personas, pertenecientes al barrio, que eran pandilleras y que han salido adelante de diferentes maneras. Un medio perteneciente a la Alcaldía de Bogotá mantiene al público general informado acerca de lo que se está desarrollando en el barrio, actividades que se hicieron o se harán.

En cuanto a las industrias culturales no tradicionales, podemos ver que la política de turismo cultural del Ministerio de Cultura, resalta la potencialidad del turismo para articular procesos de identificación, valoración, competitividad, sostenibilidad y difusión del patrimonio cultural. Pudimos entrever que la comunidad de Egipto ha trabajado por cambiar el imaginario que tienen las otras personas acerca del barrio.

Una de las maneras que han encontrado sus habitantes para realizar el cambio se ha encontrado en el sector del turismo cultural. Un ejemplo de esto es Breaking borders, un grupo de habitantes de la comunidad, ex pandilleros se unieron para crear este emprendimiento y sacarle el provecho a su historia y localización geográfica. En la parte del deporte encontramos que la Unicef plantea que el deporte enseña valores básicos, como la cooperación y el respeto, sin embargo no encontramos datos de festivales deportivos o torneos establecidos en Egipto.

También se evidencia que la Universidad Externado de Colombia es una de las entidades privadas que más le ha correspondido al barrio a través de ayudas planificadas en proyectos educativos con el fin de brindar oportunidades a sus habitantes con el objetivo de mantener alejada a esta población de la delincuencia. Debido a su ubicación geográfica, el Externado ha sido una fuente confiable para el desarrollo de este barrio desde varios años atrás, pues a partir de 1991 se han puesto los ojos en esta comunidad creando espacios de interacción entre vecinos.

También son actores importantes para el barrio los clusters de los esmeralderos, el bar A Seis Manos, la Fundación Laudes, la Fundación Renacer y el Instituto Distrital de Cultura y Turismo y entre las acciones que realizan, se destaca el programa “barrios de colores”, promovido por la Alcaldía de Bogotá, que consiste en la decoración y reestructuración de la infraestructura de los barrios marginales en la ciudad. Con este tipo de proyectos lo que se busca en la comunidad es generar un sentido de pertenencia por el barrio a partir del embellecimiento del entorno, para cambiar la mentalidad de sus habitantes y de quienes allí nacioeron, que muy pocas veces se sienten orgulloso de haber crecido en dichas zonas de la ciudad.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *