Facultad de Comunicación Social - Periodismo

Lo que el mar oculta

Bocachica, sin condiciones económicas y sociales, es anfitriona de la certificación de miembros de su comunidad en labores arqueológicas.

Especial multimedia realizado para las clases de Storytelling del Conocimiento y Taller de Convergencia (octavo semestre, 2020-1), con los profesores Fernando Cárdenas y Mónica Parada Llanes. 

Era principios de 1741 cuando Blaz de Lezo, el estratega militar español que dirigía la defensa de Cartagena de Indias frente a la invasión británica, en medio de la batalla, perdió uno de los seis barcos dispuestos para atacar a los británicos: el San Felipe. En aquella época, la pérdida debió significar frentes desprotegidos y muertes de soldados españoles e indígenas: una pérdida para la comunidad; sin embargo, España triunfó y tres siglos después la pérdida se transformaría en ganancia.

Antes de 2015, empieza en Bocachica, Cartagena de Indias, un dragado del puerto que permitiría la entrada de barcos más grandes y, por ende, mejorar la situación económica. Al menos eso decía querer el gobierno con dicho dragado. Para empezar actividades, se citó a arqueólogos para que estuvieran presentes en caso de que se encontrase rastro de patrimonio sumergido.

Así es como encuentran lo que parece ser el naufragio San Felipe, un barco que data de la batalla de sitio de 1741 entre ingleses y españoles. La aparición de este naufragio no es solo un aporte a la investigación arqueológica colombiana, a la búsqueda de patrimonio y por ende de identidad, sino que además se convirtió en un horizonte educativo y laboral para la comunidad de Bocachica.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *