Facultad de Comunicación Social - Periodismo

Gestionar el deporte

“La nueva maestría en Comunicación y Gestión Deportiva está dirigida a profesionales de las ciencias humanas y sociales, de la comunicación y temas antropológicos, también del campo del deporte, como licenciados, edufísicos, exdeportistas. Y por qué no pensar en ingenieros o personas de la salud”.

Entrevista realizada con reportería de Juan Francisco Campuzano Vélez para la clase Storytelling del conocimiento. Octavo semestre (2020-1), con el profesor Fernando Cárdenas.

El periodista deportivo Germán Arango, director de la nueva maestría en Comunicación y Gestión Deportiva de la Universidad Externado, explica la gran oportunidad que existe en el mundo del deporte para profesionales de periodismo, administración de empresas y otros saberes.

A diferencia de los medios televisivos y digitales, el periodismo impreso y el radial se quedaron atrás, anclados en el pasado, en la adopción de nuevos formatos para el cubrimiento del fútbol, del ciclismo y otros deportes de alta competencia. Las famosas conferencias de prensa, las secciones de tertulia y las coberturas de partidos forman parte de esos moldes desarrollados en la segunda mitad del siglo XX, que por cierto siguen casi intactos a estas alturas del oficio.

Las cámaras, los flashes y las grabadoras se limitan a una narración corta, que recoge las voces principales de la información. Como pasa en un noticiero y sus titulares apegados a la coyuntura diaria. Como un periódico y sus notas de registro o columnas de opinión, sin contar que los diarios pasan por unas penurias económicas y donde los cierres y despidos están a la vuelta de la esquina. La radio no se escapa de esta condena: los capítulos sonoros del periodismo dibujan una escena en donde varios expertos intentan resaltar sus criterios subiendo el tono de voz.

De un talante más análitico -y sin el dedo acusador hacia esos programas -, el razonamiento es del periodista deportivo Germán Arango: “a este discurso le ha faltado interpretación, sobre todo en los programas digitales y de grandes medios impresos. Se ha quedado mucho en la discusión y corto en la interpretación”. Esa carencia de géneros arriesgados y mutifacéticos, explica, no les alcalza a estos medios de comunicación para afrontar el desarrollo de la actividad deportiva actual en Colombia. “Hay que entender y comunicar un mundo de valores, de experiencias en salud, de competencia de alto rendimiento y visibilizar una industria en crecimiento”, explica.

Ante un panorama propenso para la actividad física, las grandes cadenas entraron a Colombia con la fuerza de un gigante, como es el caso de ESPN y FOX, al mismo tiempo que varias disciplinas han conseguido grandes logros internacionales y requieren visibilidad. En las grandes justas suena ahora el himno nacional. Katherine Ibargüen y Mariana Pajón, entre otras, pueden dar fe de las medallas doradas. No hay que olvidar el papel de los nuevos escarabajos en las cumbres europeas como Nairo Quintana y Egan Bernal. El Giro y el Tour de Francia se han instalado en los hogares colombianos.

La percepción de la gente hacia los deportistas también ha cambiado de traje. De la marginalidad y la risa burlona de la élite, han pasado a ser referentes nacionales y se proyectan como un verdadero ejemplo social. Los jóvenes los imitan. Son una fuente de inspiración. Ya no solo pasa con “el tigre” Falcao o “el pibe” Valderrama. Detrás vienen James, Quintero y el boxeador Yurbenjen. El deporte ha logrado un estatus de representabilidad importante, al que la prensa debe dimensionar en su cabalidad, las circunstancias le exigen estar preparada para comunicar bien los alcances del tema.

“Todo esto ha tomado a la prensa y al periodismo con algo de falta de preparación para contextualizar lo que ocurre”, explica Arango.

-¿Cúal es el perfil del periodista deportivo colombiano?

– Yo veo un periodista supremamente necesitado en una formación en alta titulación en todos los contextos de la actividad deportiva. Además del cambio en los medios de comunicación, la reciente creación del Ministerio del Deporte como instrumento de reconciliación y el tema de la paz; y que en Colombia se han realizado importantes eventos, desde la Copa América de 2001 hasta otros eventos. Hay una necesidad de informar y comunicar mejor toda la parte del deporte.

-¿En qué formatos ve la necesidad de nuevas narrativas?

En periodismo escrito sigo viendo cierto estaticismo y, en general, está pasando por una crisis sin precedentes. Los impresos tiene un gran desafio de conquista de nuevos mercados y está limitado en sus capacidades de crecimiento. Y hago una distinción entre lo impreso y escrito, porque sí hay posibilidades para trabajar en lo escrito en los ambientes digitales, a través de varias iniciativas particulares, independientes. De hecho en la maestría hay una clase: Transmediaciones y Deporte, y a esto le apuntamos.

– ¿Y cómo analiza el papel de la radio?

– Sigue muy tradicional hacia los formatos clásicos, no hay un gran cambio. Pero por el otro lado, veo una ventana interesante en cuanto a formatos nuevos sonoros, como el podcast: recuperar la historia, la reseña y la interpretación. Veo podcats que tratan el deporte y analizan hechos desde los sociológico y se logren trabajar nuevas formas desde la crónica. Vamos a tener una asignatura que se llama Storytelling y Deporte y vamos a mirar todas estas formas para trabajar los temas.

Su voz alberga 35 años de experiencia en ditintos medios como ESPN y Noticias 1. Este comunicador social y periodista de La Sabana -con posgrado en economía y gestión de medios de comunicación en Nueva York y doctor en ciencias de la comunicación de la Universidad Austral de Buenos Aires-, se expresa en el marco de su nuevo reto como director de la maestría en Comunicación y Gestión Deportiva de las facultades de Comunicación social – Periodismo y Administración de Empresas del Externado. “La promesa es ofrecer un programa de maestría que no existe en el país”, dice Arango.

El periodismo, sin duda, será parte del programa, aunque él mismo aclara que se debe separar la tarea reporteril de la comunicación, ya que será solo uno de los aspectos del programa de dos años. “Nosotros decimos que la comunicación la entendemos deslindada del periodismo, y tenemos una malla que trabaja esencialmente como comunicación estratégica y un plan estratégico de comunicaciones”, aclara. Para entenderlo mejor, el presentador recurre a un eslogan: comunicar la gestión y gestionar la comunicación de la cultura deportiva. “Los aspectos del liderazgo o el trabajo en equipo, por ejemplo, necesitan la comunicación”.

La clave está entonces en revisar, además de la comunicación, otros dos aspectos de la malla que traza la maestría. Estos son cultura deportiva, que tiene que ver con todas las ciencias y campos de estudio del deporte como objeto de análisis en un terreno interdisciplinario. Y la gestión deportiva, con el impulso de la Facultad de Administración, con todo lo relacionado con la alta gerencia, la administración, planeación y liderazgo, enfocados al campo de la economía y las industrias del deporte.

El impacto de los egresados

El deporte –y por ende el programa de maestría que dirige Arango- se puede comprender desde sus principios filosóficos, desde las bases estructurales de la actividad. Es decir, como un vehículo de cambio social en tres dimensiones: formativa, recreativa y la competitiva. A juicio del periodista, en la primera faceta se analiza el paquete de políticas del Estado y la relevancia de los antiguos principios del olimpismo. “De la formación de valores y principios en el deporte. El juego limpio, la solidaridad, la exigencia, el respeto a los demás”. Y por estos lineamientos van a transitar los cursos de la maestría, los que estarán ubicados dentro de un valor antropológico que tiene el deporte, una dimensión de formación.

Pero cuando el deporte adquiere un ropaje recreativo, Arango ve una ecología del deporte interpretada como un proceso de cohesión social, de competir sanamente que debe estar también bajo el alcance del programa. “Aquí hay un campo de acción gigante en el país, a nivel de cajas de compensación, universidades, clubes y es completamente distinta a la competencia, donde se piensa en el deporte como un agente de integración”.

– ¿La dimensión competitiva cómo encaja en esta estructura?

– Hablamos de una práctica con fines encaminados al resultado, o entendido como deporte de alto rendimiento. Y es en esta dimensión en que el ser humano se dedica a tratar de conseguir un resultado y se compara con los demás en algo oficial que tiene reglas y jueces. En realidad, de esas tres dimensiones, el periodismo actual solo responde a la tercera.

-¿Puede ser esta dimensión más fotogénica, que esté sobre las otras?

-Cuando hablamos de las dimensiones, un comunicador tiene que entender que no todo está reducido al resultado. El resultado en sí puede ser formativo. Un tema de integración social, de indentidad, entonces precisamente tiene que ser interpretado en la propia dimensión. El tema es saber dilucidar este momento, donde la recreación y el ocio son una necesidad muy grande, y por esto se motivó a construir la propuesta de la maestría.

-¿Qué oportunidades ve en el tema de la gestión deportiva?

– Hoy en día el deporte se ha vuelto un renglón de la economía tan importante y especializado que una persona que no entienda este mercado no entiende el momento que estamos viviendo. Desde la fábrica que produce la bebida hidratante para corredores, la firma de calzado especializado en ciclismo, el dueño de los derechos de televisión para los partidos hasta la manera como se tiene que administrar un club deportivo. Hay muchas posibilidades. En esto tenemos asignaturas que atienden esas necesidades como la que analiza las finanazas en la industria deportiva, el análisis organizaciónal, los sectores de producción y los movimientos del mercado. Sin desconocer el área de gestión humana o administración.

-¿Cómo se instala este proyecto educativo con la filosofía del Externado?

– Es una constribución de carácter interdiplinario, porque la Universidad aporta una visión holística de un área que debe ser vista como una multiplicidad de saberes. Hay muchos otros programas de este estilo y que están relacionados con el deporte. Pero ninguno logra integrar todo el conocimiento para la formación en competencias de estos diversos saberes. Por eso, esta maestría está dirigida a varios perfiles alrededor del deporte.

-Podría definir ese perfil…

– Dada esta visión está dirigida a profesionales de las ciencias humanas y sociales, de la comunicación y temas antropológicos, también del campo del deporte, como licenciados, edufísicos, exdeportistas. Y por qué no pensar en ingenieros o personas de la salud. Hay un perfil que encaja muy bien en distintos saberes.

– ¿Es claro dónde van a trabajar los egresados?

Ufff…. En los medios de comunicación, esperamos que estén en instituciones públicas desde el propio Ministerio del Deporte, pasando por los institutos de Deporte regionales, en las municipalidades, en los comités y federaciones hasta las ligas y los distintos clubes profesionales. Pero también estarán en los centros de recreación. Es impresionante como Compensar y Cafam pueden aportar en estos temas. Aspiramos a tener egresados que impacten, ya que el campo de acción es múltiple.

 

Para más información:

(https://www.uexternado.edu.co/comunicacion-social-periodismo/nueva-maestria-en-comunicacion-y-gestion-deportiva/

Facultad de Comunicación Social – Periodismo

Teléfono: 341 9900, ext. 1459

faccomunicacion@uexternado.edu.co

 

Facultad de administración de Empresas

Tel: +57 (1) +57 1 341 99 00 Ext. 1210

ofimercadeo@uexternado.edu.co

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *