Facultad de Comunicación Social - Periodismo

El susurro eterno de una pluma inmortal

Descubre cómo la escritura ha transformado nuestra historia y sociedad, dando voz a la inmortalidad de las ideas y la evolución humana

Editado por: Laura Sofía Jaimes Castrillón

Ensayo realizado para la clase de Ecologías Mediáticas Digitales (Quinto semestre -2024 l), bajo la supervisión de la profesora María Catalina Cruz González

La historia de la humanidad ha estado marcada por la evolución de la comunicación y la transmisión de conocimientos. La escritura, como tecnología fundamental, ha desempeñado un papel crucial en la formación y transformación de nuestras sociedades. En la era contemporánea, esta se ha convertido en un fenómeno omnipresente que trasciende fronteras y culturas, dejando una profunda huella en nuestra estructura social y, consecuentemente, en la forma en que percibimos el mundo que nos rodea. 

La relación entre la técnica, tecnología y sociedad juega un papel crucial en la configuración de nuestra realidad contemporánea. La escritura masificada, impulsada por avances tecnológicos, ha democratizado el acceso a la información, transformando la manera en que nos comunicamos y compartimos conocimientos. Este cambio radical en la técnica de comunicación ha tenido un impacto directo en la sociedad, desencadenando transformaciones en las interacciones sociales, la difusión de ideas y la construcción de identidades individuales y colectivas. 

Un ejemplo concreto de este impacto es la accesibilidad a la información a través de internet y las redes sociales. Antes de la era digital, el acceso a la información estaba limitado por barreras geográficas y económicas. Sin embargo, con la escritura masiva digitalizada, la información se ha vuelto ubicua y accesible para una audiencia global. Esto ha transformado la manera en que nos comunicamos, ya que las personas pueden compartir ideas instantáneamente a través de plataformas en línea, desafiando las restricciones temporales y geográficas que antes existían. 

El informacionalismo y cambio social son conceptos intrínsecamente ligados a la escritura masificada. La transición de una sociedad industrial a una sociedad de la información ha modificado la forma en que concebimos el poder, la autoridad y la participación ciudadana. La escritura masiva ha impulsado una revolución en la velocidad y alcance de la comunicación, generando cambios significativos en la estructura social al empoderar a individuos y comunidades a participar en la creación y distribución de información.  

Un hito en la evolución humana fue el paso de la oralidad a la escritura. Esto desencadenó una serie de cambios en la forma cómo se percibe el mundo. La escritura, al ser una herramienta para registrar y transmitir conocimientos de manera duradera, ha hecho que se acumule y se transmita la sabiduría a medida que pasa el tiempo. Este gran cambio ha influido en la formación de tradiciones, culturas y sistemas de pensamiento que logran constituir bases para una visión mundial. 

Obras antiguas como La Ilíada y La Odisea, que fueron originalmente transmitidas oralmente antes de ser presentadas en papel, demuestran que la escritura permite registrar y preservar la información a lo largo de los años. Esta influye en la visión de un mundo al proporcionar una conexión cultural y literaria que trasciende fronteras. 

Al reconocer a la escritura como papel fundamental en la transmisión de información durante el transcurrir de los años, se enriquece el conocimiento, y a la vez, lo que se conoce como “cultura general”, pues más allá de conocer sus textos por el nombre, el autor o la fecha de publicación, se comprende la herencia cultural y literaria; la manera de concebirla, entenderla y propagarla. 

Algunos pensadores han contribuido un mosaico de perspectivas que enriquecen nuestra comprensión de la intersección entre la escritura masificada y el mundo. Eric Havelock, por ejemplo, argumenta que la escritura no es simplemente una habilidad técnica, sino un medio que transforma fundamentalmente nuestra capacidad de abstracción y conceptualización (Havelock, 1986). Al internalizar esta, no solo adquirimos una destreza técnica, sino que también alteramos la naturaleza misma de cómo concebimos y procesamos la información. 

Por otro lado, Jacques Ellul plantea preguntas críticas sobre la afectación de la tecnología en la vida del ser humano. Para él, la tecnología tiene su propia dirección y, en vez de ir de la mano con el ser humano, lo que busca es tomar el control de cada persona y alejarlo de lo realmente importante, más conocido como deshumanización (Ellul, 1954). Aquí, los valores tradicionales y humanistas se ven opacados por la demanda de la técnica. El autor busca reflexionar acerca de cómo la tecnología no solo transforma los aspectos básicos de la vida, sino también la esencia de la condición humana.  

Aterrizando esta postura a la actualidad, es bastante evidente que, a medida que la tecnología va avanzando, la sociedad se va estancando en temas sociales. Recientemente salieron al mercado las Apple Vision Pro, unas gafas de realidad virtual en las que el usuario podrá combinar el contenido digital con el espacio físico, el mundo que los rodea, al mismo tiempo. Este dispositivo supone un gran avance tecnológico en el mundo, sin embargo, detrás de eso, hay una afectación indirecta para la sociedad. Las personas cada vez se volverán más apartadas, más cerradas en lo suyo. En un futuro, ya será imposible el hecho de “mirar a los ojos”, pues siempre habrá una pantalla de por medio, y en ella un mundo digital que eliminará poco a poco las relaciones físicas y/o presenciales. 

De las premisas anteriores, se puede inferir que los autores buscan explorar los impactos de algunos cambios significativos en la sociedad y la humanidad en general. Ambas posturas comparten una preocupación por las modificaciones de la estructura del pensamiento y la cultura, e invitan a reflexionar sobre estos cambios en la sociedad. 

En conclusión, los constantes avances que rodean al mundo en el que habitamos, siempre tendrán sus aspectos positivos y sus aspectos negativos. Es cuestión de nosotros, los humanos, decidir si esto va a causar beneficios o perjuicios en cada uno, pues no podemos evitar la evolución tan rápida que está teniendo el mundo, pero sí la manera en la que esta va a impactar en nuestras vidas.  

Referencias bibliográficas 

Ellul, J. (1954). La técnica o la apuesta del siglo. Armand Colin. 

Havelock, E. A. (1986). La musa aprende a escribir: Reflexiones sobre oralidad y escritura desde la antigüedad hasta el presente. Yale University Press. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Smart Films 2018

Smart Films 2018

Una de las características principales de Smart Films, desde su creación hace cuatro años, es  la exploración constante de temáticas y categorías que incentiven el uso de diferentes plataformas digitales para contar historias y para mostrarlas. En su cuarta edición, Smart Films integrará el Congreso sobre Economía naranja  e invitados [...]

Mientras Dios esté presente

La depresión los marchita. Su falta de amor se respira y su abandono se contagia. Sus voces revelan lo que pasa en un ancianato en Tolima.

Julián Martínez y el riesgo de la verdad

La trayectoria y premios respaldan la experiencia de Julián Martínez. Sus investigaciones han revelado escándalos del poder, pero han puesto en peligro su vida privada; los guardaespaldas y carros blindados son la logística que lo acompaña en cada esquina.

Resguardo-020

Resguardo-020 muestra cómo se puede adaptar el periodismo a la cuarentena y tocar todo tipo de temas sin sacrificar calidad ni relevancia.